Cargando contenido

El Gobierno esperaba salvar las curules de paz ante un polémico resultado en las votaciones del Congreso de la República.

Víctimas
Colprensa

Participar en el proceso electoral a como de lugar para lograr llegar al Congreso de la República, es lo que se proponen las víctimas tras el fallo del Consejo de Estado a través del cual se cayó definitivamente el proyecto de curules de paz.

"Hemos optado por aplicar por un plan B que es participar directamente desde otras listas de partidos tradicionales para intentar llegar al congreso y de alguna manera salvar la política pública de víctimas", señaló Odorico Guerra, coordinador de la mesa nacional de victimas, tras destacar que hacía parte de las listas a las que iban a adjudicar las curules como un compromiso de los acuerdos de paz con las Farc.

"Uno pensaría realmente que vale la pena en Colombia ser más victimario, porque de hecho las Farc obtiene sus curules como estaba pactado y no ser víctima porque quedamos sin nada dentro de la participación de lo planteado en el mismo acuerdo", añadió Guerra.

Maria Helena López, vivía en el municipio de Caldono y fue desplazada por las Farc en el año 2.000 en medio de los constantes ataques a esta población en el nororiente del Cauca. Hoy es delegada nacional ante el Comité de Justicia Transicional y señala como una afectación a la intención de las víctimas de lograr mayor participación en escenarios trascendentales para lograr una verdadera reparación.

"Es como sentir que las víctimas no somos el centro de los acuerdos, sino como un centro decorativo, como un florero y tenemos lastimosamente como movimiento de víctimas tener este precedente que no se logró", indicó López.

Tras haber interpuesto un recurso ante el Consejo de Estado, el Gobierno esperaba salvar las curules de paz ante un polémico resultado en las votaciones del Congreso de la República en donde se hundió el proyecto de ley.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido