Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

obarrero
Presidente Gustavo Petro ante la asamblea de Naciones Unidas.
Presidente Gustavo Petro ante la asamblea de Naciones Unidas.
Transmisión Naciones Unidas

El pasado lunes tres de octubre, una polémica giró alrededor del Gobierno de Gustavo Petro, luego de que el abogado Daniel Briceño, denunciara millonarias compras por 173 millones de pesos, que fueron empleados para amoblar algunas habitaciones de la Casa de Nariño. 

Entre los artículos que se compraron, se destacan edredones con plumas de ganso evaluados en 8 millones de pesos, algo que generó más controversia, ya que la austeridad ha sido una política del Gobierno Petro, pero también la protección y cuidado de la fauna y la flora del país. 

Asimismo, se reportó la compra de un televisor de 85 pulgadas por más de 27 millones de pesos. Pero lo que más ha llamado la atención, es que la empresa en registro donde se adquirieron los productos, es, al parecer, una casa, por lo que muchos se preguntan si esto es una fachada.  

Actriz petrista indignada por compromiso de austeridad de Petro 

Ante esto, la reconocida actriz Carolina Ramírez, quien fue una de las personalidades de la farándula nacional que más apoyo demostró a Gustavo Petro en su campaña presidencial, e inclusive generó en algunas ocasiones, debates contra sus detractores, defendiendo las propuestas del presidente.  

Por eso, ante este caso, Ramírez no dejó pasar la oportunidad para dejar un mensaje Petro a través de su cuenta de Twitter en el que menciona: “AUSTERIDAD! Usted lo dijo, y yo le creí señor presidente”, algo que de inmediato salieron a refutarle muchos internautas quienes con burlas le mencionaban si realmente le creían lo que había dicho en campaña el presidente Petro.  

 

Es menester que el presidente Gustavo Petro habló sobre las compras de las colchas explicando que el propósito de las compras es para que los huéspedes que se hospeden en el Palacio de Nariño, tengan las mismas comodidades, y que, a su vez, encontró discriminación en las habitaciones y con su comida.  

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.