Como si hubiese sido ayer, así recuerda su padre Rafael Mora, ese 19 de enero de 2006 cuando la guerrilla de las Farc secuestró a su hijo, día que él desearía nunca hubiese pasado, desde el momento que salió del apartamento, dijo : "ya vuelvo", y nunca regresó.

"Esperamos poder continuar con esta digamos "locura" que nos ha afectado, no hemos podido hacer el duelo luego de tanto años, y siempre tenemos la esperanza en nuestro corazón de que Juan Camilo está vivo", aseguró don Rafael quien espera que las autoridades logren dar alguna respuesta.

Para está familia es imposible olvidar los lugares que recorrieron junto a Juan Camilo y que están llenos de tantos recuerdos que los mantienen con la firmeza de que algún día se volverán a encontrar.