Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Son cuatro municipios en donde se han presentado estas acciones.
Foto: RCNRadio.

De manera creciente se viene reportando la reducción significativa de las poblaciones de abejas en el mundo. Hace poco en el Quindío, los apicultores aseguraron que alrededor de 100 millones de abejas han muerto solo este año. 

Este lamentable panorama se repite en varias regiones del país, sobre todo en aquellas áreas donde se "necesitan" las abejas para fertilizar los cultivos frutales.

En Suaza, sur del Huila, los agricultores de maracuyá cuentan que están contratando a mujeres para hacer el trabajo que las abejas hacían gratis y de manera "más eficiente".

Se trata de la polinización manual descrita ya en varios países del mundo entre ellos China, según el biólogo Víctor Hugo González de la Universidad Nacional de Colombia.

Puede leer: "El futuro da miedo": investigador sobre impacto del cambio climático en las abejas

El profesor González señaló que la tala de árboles para la expansión de los cultivos agrícolas y ganaderos, el uso de pesticidas (agroquímicos) y el cambio climático están reduciendo varias especies de abejas, la mayoría, encargadas de fertilizar los cultivos frutales. 

Dada esta problemática, el profesor Camilo Perdomo, un productor de Maracuyá del sur del Huila e ingeniero agrónomo, narró a RCN Radio el difícil panorama que se está viviendo en Colombia por cuenta de la desaparición de las abejas.

Señaló que esta situación tiene en la "incertidumbre" a los agricultores porque no saben si con la polinización manual, las cosechas lleguen a buen término. 

"Muchos productores hemos subvalorado el papel de las abejas en los cultivos (..) Tuvimos que empezar a contratar personal para llevara a cabo la polinización porque una vez se abre la flor de maracuyá a las 11:30 de la mañana tiene hasta las cinco o seis de la tarde para fecundarse, de lo contrario, se cae. Eso ha incrementado los costos de producción hasta en un 30%", señaló. 

Flor de maracuyá.
Flor de maracuyá./Foto cortesía: Camilo Perdomo.
Audio

Agricultores colombianos contratan personas para polinización manual de cultivos

0:27 5:25

El agricultor afirmó que para este trabajo han preferido a las mujeres, pues consideran que "las manos suaves de ellas puede asemejarse un poco al trabajo que hacen las abejas". 

"Para Suaza preferimos que la polinización la hagan las mujeres porque las estructuras de las flores son muy delicadas. Lo que se hace es que con tres dedos van tomando el polen y los van llevando al estigma (la parte femenina de la flor) y se va haciendo esto flor por flor", explicó. 

Indicó que en tres horas, una abeja en este caso la especie conocida como abejorro, la encargada de polinizar los cultivos de maracuyá, fertiliza cerca de 1.800 flores. Una persona en ese mismo tiempo puede alcanzar incluso a 5.000 flores.

Sin embargo, Perdomo sostiene que si se compara a nivel genético, la calidad, el sabor y el tamaño es mucho mejor cuando las abejas polinizan la flor en comparación con las mujeres. 

"Un estudio en  Caldas reveló que de un 100% de polinización natural, el fruto se forma en un 88% en comparación con un 66% cuando se hace de forma manual. Es mejor, cuando lo hacen las abejas", reiteró. 

Contó que para hacer este trabajo en una hectárea, se contrata a ocho o diez personas que por 15 mil pesos hacen este trabajo.

Más información: No dormir bien puede generar múltiples enfermedades: expertos en trastornos del sueño

"Nos tocó cambiar para bien"

Ante este panorama, Camilo Perdomo cuenta que con otros agricultores están innovando y pasaron de cultivar maracuyá de forma convencional a hacerlo de manera orgánica para disminuir el uso de agroquímicos, con la esperanza de que vuelvan las abejas.

"En Suaza comenzamos a innovar con semi-cubiertas. Estamos techando con un plástico especial para cultivos, los surcos de maracuyá y nos hemos dado cuenta que la humedad relativa de la planta disminuye, lo que provoca que haya menos plagas. Con esto, disminuimos el uso de  agroquímicos porque hay plagas que no se adaptan bien cuando ponemos este plástico especial", explicó. 

Señaló además que el mercado también está cambiando y ha comenzando a ver en los cultivos orgánicos una opción más saludable y menos dañina para el medio ambiente. 

 "Quise contar todo esto y también nuestra experiencia de innovación, para que cada vez más agricultores tengan la posibilidad de mejorar para bien. La idea es que todos nos beneficiemos, tanto las abejas como nosotros los agricultores", dijo. 

RCN Radio conoció un estudio publicado en 2010 en la Red de Revistas Científicas de América Latina y el Caribe, en el que asegura que Huila, Meta y Valle del Cauca están haciendo polinización manual para los cultivos de maracuyá, tras la desaparición de la especie de abeja conocida como "abejorro". 

Señala la investigación que la desaparición de esta especie de abeja se hace más notable en lugares como Huila y el Valle del Cauca, zonas donde los cultivos están más alejados de los bosques (mayor tala de árboles) y hay un uso mayor de agroquímicos.

Fuente

Sistema Integrado de Información.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.