Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Cultivos de fresas en Facatativá
RCN Radio

Rodeado de hectáreas de fresa estaba don Carlos Córdoba. Estaba agachado, doblado, recogiéndolas. Ya aprendió a lidiar con el dolor en la espalda que le produce esta posición, pero no ha aprendido a lidiar con los intermediarios y los precios que les imponen en el momento de comprarles el producto. 

Yo una canastilla de fresa de 16 libras la vendí hace un rato a 16.000 pesos, mil pesos por libra. Entonces eso no le compensa a uno para pagar arriendo de la finca, comprar insumos, pagar obreros”, indicó. 

Lea también: Desde abril se han disparado los precios de los alimentos en Colombia

Mientras don Carlos vende a los intermediarios a mil pesos la libra de fresa, los consumidores finales la compramos a 4.000 pesos. Este agricultor, quien tiene alrededor de la cintura varias canastas pequeñas para depositar las fresas, insistió en que ellos como campesinos, como trabajadores del campo ni siquiera establecen los precios justos de sus productos. 

Ellos deben ganar el doble y son ellos los que ponen el precio. Y si uno no acepta las condiciones pues pierde, y si uno se queda con la fresa, esta se daña”, precisó. 

Audio

Agricultores y productores están ahogados por los intermediarios e incremento de precios de los insumos químicos

0:27 5:25

El señor Delfino tiene un cultivo de lechuga y hace unas horas como de costumbre entregó su cosecha a los intermediarios: “La docena de lechuga nos la pagan a 2.000 pesos; la docena a 2.000 pesos, y en el supermercado a usted le cobran 2.000 o 3.000 pesos por una lechuga, pero a nosotros nos pagan una docena por 2.000”, enfatizó.  

Esto es lo que tienen que lidiar los agricultores y productores cuando se trata de intermediarios, pero también deben hacerle frente a otra preocupación y es el incremento en los precios de los insumos químicos.

Germán Cortés, productor de leche, dijo que “aquí para que los pastos se manifiesten muy verdes hay que echarles cierto grado de abono, y claro, se trabaja con productos orgánicos, pero sí se necesitan de abonos químicos”. 

Más enReclutamiento y desplazamiento forzosos aterran a habitantes de barrios periféricos de Tuluá

Agregó que “antes de la pandemia un bulto de urea se conseguía en 70.000 u 80.000 pesos hoy se consiguen al doble del precio”. 

Es por eso que Campo Elías hace su propio abono, se ahorra una platica, y sigue con sus cultivos de tomate de árbol.  “Pues vea que me ha tocado ingeniármelas y utilizar el abono de pollo y gallina pluma roja. Hago mi propio abono porque están a 160.000 pesos”. 

Y antes de la pandemia, los abonos, fertilizantes, y todo tipo de insumos químicos estaban 50 por ciento más baratos. Hicimos un recorrido por diferentes empresas donde se venden estos productos y esto comentó uno de los administradores: 

“Antes uno conseguía un bulto de urea en más o menos 72.000 u 82.000 pesos. Hoy está a 135.000, 140.000 pesos. Esto se debe por la escases de materia prima, como toda la materia prima son extranjeras, esas empresas dejaron el 80 por ciento para ellas, y el 20 por ciento es que el dejan para comercializar en otros países”,  

Los intermediarios, y el incremento en los precios de los insumos químicos, hacen parte de las preocupaciones de los trabajadores del campo. 

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.