Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Ajedrez en el Parque Santander
Ajedrez en el Parque Santander
Foto Diana Cabrera

Entre peones, arfiles, torres, caballos, reyes y reinas, están rodeados los visitantes del centro de Bogotá. Figuras que sorprenden a propios y visitantes que se detienen sin importar el frio capitalino a jugar por un instante, una partida de ajedrez. 

“Es muy relajante porque hace parte de la cultura colombiana y es un ejercicio bueno para la mente. Por eso vengo tres veces en la semana y en las tardecitas a jugarme unas partidas”, indicó Óscar Torres.

Este bogotano, quien desde los 13 años empezó a jugar ajedrez cada vez que puede, se escapa al parque Santander a observar el nivel de los ajedrecistas que se atreven a mostrar su talento

“Muy contento de estar disfrutando de este espacio en el que he podido conocer a mucha gente que ha jugado desde niño, pero que al pasar por aquí se emocionan viendo un tablero de ajedrez por lo que uno se motivan a jugar”, afirmó. 

Por su parte, Mauricio Rojas no pudo ocultar su alegría al estar sentado al frente de un tablero profesional listo para mover las fichas como lo hacía cuando niño. 

“Es la primera vez que se me da la oportunidad para jugar aquí, teniendo en cuenta que la última vez que lo hice fue con mi padre cuando era menor de edad, por lo que siento una gran emoción estar de nuevo aquí ante un tablero que me hacen recordar cosas muy bonitas de mi infancia”, precisó. 

Este ciudadano quien venía desde el sector de San Victorino, manifestó que la mesa con los tableros de ajedrez lo cautivó, debido a la gran cantidad de personas jugando y viendo a otros jugar también. 

“Yo estaba mirando y el señor me invitó a jugar y yo acepté porque siempre me ha gustado y también porque quiero descansar y hacer algo diferente el día de hoy”, subrayó. 

Ingresos económicos 

Son 10 tableros ubicados estratégicamente en una larga mesa en pleno parque Santander, donde Lina María Montoya encontró una opción laboral dentro del rebusque que la llevó a pensar, junto a su esposo, en ofrecer un espacio deportivo por solo mil pesos. 

“Esta es una iniciativa propia porque nos gusta el ajedrez y queríamos ofrecer un espacio así, al aire libre para que todos puedan jugar mujeres y hombres tanto adultos, niños y jóvenes”, manifestó.  

La experta en el ajedrez agregó que ellos hicieron la inversión de los tableros y las fichas lo que ha sido muy importante, porque fomentan el deporte, pero también generan ingresos para su familia. 

“Nos estamos lucrando de algo, pero también estamos generando espacios para que la gente pueda disfrutar del ajedrez debido a los pocos lugares públicos que se tienen para la práctica de este deporte”, subrayó. 

Aquí no importa el rival, ni la edad, solo las ganas de querer jugar, aprender y tomarse un tiempo para respirar y pensar, dejando a un lado las tecnologías y los agitados días en la capital

“El parque Santander con el tiempo se ha convertido en un espacio para todos donde venimos jugadores aficionados y profesionales, para compartir no solo con personas que tienen diferentes estilos de juego, sino que también edades distintas que les apasiona esta disciplina”, relató Juan Romero, un estudiante quien asegura que con esta práctica se ejerce la mente, el cuerpo y el espíritu. 

La creatividad de los colombianos para buscar alternativas laborales no tiene límites, pero resultan muy positivas todas aquellas que incentivan la práctica del deporte y el buen uso del tiempo libre, que permiten crear ambientes de paz y reconciliación en la sociedad colombiana, dicen los mismos ciudadanos que ven con buenos ojos esta opción en pleno centro de la ciudad.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.