Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Menores de edad - Población LGBTI
AFP

Durante cada día del año 2021, en Colombia se presentó (en promedio) una solicitud para cambio de género.

A pesar de que casi la mitad de esas solicitudes correspondieron a niñas, niños y adolescentes, expertos coinciden en que en el país no hay mecanismos para un acompañamiento psicosocial dirigido a quienes, sin cumplir la mayoría de edad, deciden emprender este proceso.

En Colombia no hay un documento que señale la identidad de género de una persona.

Sin embargo, y desde hace 7 años, un decreto permite hacer el cambio del componente sexo en el Registro Civil, a través de una escritura pública.

Encuentre aquíAdolescentes ya pueden cambiar su género y nombre en México

Durante 2021, revela Rodrigo Pérez, director de Registro Civil de la Registraduría Nacional, diariamente se recibió una solicitud para cambiar el sexo en los documentos de identidad.

En total 198 solicitudes correspondieron al cambio de femenino a masculino y 204 de masculino a femenino.

Según Pérez, hubo “un promedio de 42 solicitudes mensuales tanto en registradurías como en notarías para el cambio del componente sexo”.

En los registros del año pasado también figura que, del total de solitudes, alrededor del 42 %, correspondieron a menores de edad.

“De los 400 casos que tuvimos nosotros el año pasado, podemos establecer más o menos un número de 170 casos, en todo el territorio nacional, para menores, bien sea para cambiar del sexo masculino al femenino o del femenino al masculino”, agrega el funcionario.

Audio

[AUDIO] Menores de edad y el cambio del componente sexo en los documentos de identidad en Colombia

0:27 5:25

No es un asunto menor

La mayoría de niñas, niños y adolescentes que decidieron realizar el cambio de sexo, contaron con el apoyo de sus padres quienes, por tener la patria potestad, deben hacer la solicitud formal en una notaría.

Sin embargo, también hubo casos en los que los menores no solo no contaron con el acompañamiento de sus padres, sino que además tuvieron que acudir a un defensor de familia.

La abogada Mónica Castellanos, con experiencia en temas de familia, explica que “el Defensor está facultado para favorecer los intereses de los niños, niñas y adolescentes, en este caso en cuanto a la identidad de género. Ellos cumplen un papel muy importante salvaguardando los intereses de los menores, como lo cita el artículo 44 de la Constitución Política y los diferentes artículos que hablan de dignidad humana y libre desarrollo de la personalidad”.

Le puede interesar: Riesgos cibernéticos, una amenaza más grande que la covid en 2022

Para expertos como la psicóloga Erika Pinzón, especialista en sexología y directora de la plataforma de psicología Helfi.org, en el proceso para reafirmar su género, los menores de edad “necesitan sentirse escuchados, sienten esa disforia y eso se identifica entre los retos y temores individuales y luego está la aceptación social, la aceptación familiar, el proceso legal, de alguna manera también el acompañamiento sanitario”.

Aun cuando hay apoyo de su familia, en Colombia, advierte la psicóloga Pinzón, no hay un sistema integral que brinde lo necesario para que un menor de edad pueda reafirmar su identidad de género.

“La parte hormonal, quirúrgica, de salud mental, de sexología, pediatría, familiar, trabajo social, hay ausencia de esas unidades en Colombia”, agrega la especialista.

Cuando un menor de edad haya decidido reafirmar su género y cambiar el componente sexo en su documento de identidad, señalan los expertos, en su entorno cercano debe haber voluntad para eliminar mitos y prejuicios, garantizando que todo se lleve a cabo sin afectaciones.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.