Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Traslado de excombatientes del ETCR Santa Lucía hacia Mutatá
Traslado de excombatientes del ETCR Santa Lucía hacia Mutatá
Foto: Partido Farc

Si se habla del asesinato de los excombatientes de las Farc, las autoridades aseguran que se da por razones varias que incluyen problemas personales, venganzas e intento de silenciarlos.   

Contrario a esas presuntas razones, los firmantes del acuerdo de paz y algunos grupos y organismos defensores de Derechos Humanos indican que estas muertes hacen parte de un nuevo genocidio, similar al que se dio contra los miembros de la Unión Patriótica, tras el proceso de paz de 1986 que se dio entre el Gobierno Nacional y las Farc.   

Lea además: Video: Cayeron integrantes de primera línea señalados de secuestrar y torturar policías en Valle

El genocidio de la Unión Patriótica 

Para revisar este inquietante episodio de la historia colombiana, se habló con Imelda Daza, líder social, participante de esos acuerdos y sobreviviente de lo que años después, se descubrió era un verdadero genocidio.  

“En el año 1986 durante el mandato de Belisario Betancur, se hizo un intento bastante ambicioso de frenar la guerra y de negociar con la guerrilla de las Farc. El resultado de este acuerdo fue un cese bilateral del fuego y la creación de la Unión Patriótica”, recuerda Imelda Daza quien por muchos años vivió exiliada ante amenazas contra su vida.  

Al nacer la Unión Patriótica o UP fue un movimiento político legítimo y legal, que tal como lo recuerda Daza “participó en las elecciones ese año (1986) con un resultado sorprendente y animador; elegimos nueve senadores y representantes a la cámara, más de 200 diputados y más de 300 concejales”. 

Lea también:  ¿Quién decide sobre eutanasia en menores de edad? Corte Constitucional aclara regulación

Según la líder social, ante esa nueva realidad “el establecimiento y las fuerzas oscuras enemigas de la paz y propulsoras del terrorismo de estado, organizaron un macabro plan de exterminio físico y jurídico de la unión patriótica y casi lo lograron”, aseguró y recordó que durante muchos años la UP perdió su personería jurídica, recuperada posteriormente en el año 2012.  

Pero lo realmente grave según lo recuerda Daza, fueron los muertos que afirma serían más de 6.000: “muchos nos exiliamos, pero la mayoría de los que quedaron aquí por no decir que todos, fueron asesinados”, recuerda.  

¿Qué dicen los firmantes del acuerdo de paz de La Habana? 

Para los firmantes del acuerdo de paz, estos asesinatos no son por razones aleatorias o motivos aislados, sino que obedecen a un exterminio sistemático que, en gran medida serian responsabilidad del Estado colombiano.  

“Estos asesinatos son responsabilidad del Gobierno actual por no dar cumplimiento a los acuerdos en lo que tiene que ver con seguridad”, dijo Abelardo Caicedo Colorado, conocido en los tiempos de guerra como Solís Almeida y quien hizo parte de la mesa negociadora de La Habana, que se dio entre el Gobierno y la entonces guerrilla.  

No hay garantías de seguridad, ni siquiera de no estigmatización; eso genera violencia y nos genera riesgos. En ese sentido hay que ser muy realistas y es que uno de los principales estigmatizadores en el partido de gobierno”, dijo Caicedo.  

Le puede interesar: [Video] Capitán (r) del Ejército, el hombre clave en la planeación del atentado en Batallón de Cúcuta

El excombatiente señaló además que lo que se está viviendo hoy en día, por parte de los que dejaron las armas, “es algo muy parecido a lo que vivieron en su momento los miembros de la Unión Patriótica; un movimiento exterminado por la ultra derecha colombiana. No podemos permitir que esto se repita y menos en un país que se define como democrático, aunque barrer a la oposición a tiros no sea de una verdadera democracia”.    

En lo que va del 2021 el Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz, Indepaz, tiene registro de cerca de 30 asesinatos de excombatientes en lo que va del 2021.  

El vocero de Indepaz, Leonardo González, indicó que son 268 muertes de excombatientes desde la firma de los acuerdos, por lo que el Gobierno Colombiano, según indicó, está en mora de dar claridad a esos asesinatos.  

“Necesitamos que las investigaciones den resultados reales con esclarecimientos completos para cada caso y no como sucede hoy, la Fiscalía habla de casos esclarecidos y solo logran una imputación de cargos, por eso hablan del 50% o 60% de casos aclarados”, destacó. 

Autoridades aseguran que asesinatos son multicausales  

“La Fiscalía General de la Nación y la Policía Nacional hacen parte de la unidad de investigación especial, con la que se adelantan los procesos necesarios para esclarecer esos asesinatos”, así lo destacó el director de la Policía Nacional, general Jorge Luis Vargas.  

“En relación al homicidio o la tentativa de homicidios y otros delitos se ha dado un esclarecimiento del 51.6% y sumado a eso, es importante decir que al menos 166 hechos han sido esclarecidos en su totalidad”, dijo el general Vargas.  

El director de la Policía señaló que, de acuerdo a las investigaciones estas muertes tienen múltiples causas, entre ellas asuntos personales y ataques por parte de grupos armados ilegales como el ELN y las disidencias.  

En su dialogo con RCN Radio, el director de la Policía Nacional no hizo referencia a la presunta sistematicidad que se estaría presentando en estos asesinatos y explicó que las investigaciones continúan.  

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.