Cargando contenido

De acuerdo con Indepaz, desde que Iván Duque es presidente se han presentado 193 asesinatos a líderes y defensores.

Marchas por asesinatos de líderes sociales
Wikimedia

El pacto para rechazar los crímenes de líderes sociales fue firmado el 9 de julio de 2018, por los representantes de los poderes públicos y de los sectores políticos del país.

En ese entonces, el presidente Juan Manuel Santos invitó al electo mandatario Iván Duque para que también suscribiera ese compromiso y, de esa forma, proteger la vida de los defensores de Derechos Humanos y líderes comunitarios.

Lea también: Al mes en promedio son asesinados seis líderes sociales en Colombia

Las condiciones del país mostraban que justo después de la firma de los acuerdos de paz con las Farc, y su posterior desmovilización, el asesinato de líderes sociales y defensores de Derechos Humanos se incrementó dramáticamente.

Solo durante 2017, cada dos días fue asesinado un líder social y al final del año se contabilizaron 208 homicidios en casi toda la geografía nacional.

En el primer semestre de 2018 la cifra ya llegaba a los 131 asesinatos y el propio gobierno, reconociendo la gravedad de la situación, decidió protocolizar un pacto en el que sectores políticos y representantes de los poderes públicos se comprometieran por igual a defender la vida de los líderes sociales.

Audio

[AUDIO] A un año del pacto nacional para proteger la vida de líderes sociales, asesinatos siguen aumentando

0:27 5:25

“Condenar la violencia en todas sus formas debe ser un propósito nacional pues es un tema que está por encima de cualquier diferencia política y todos debemos unirnos para rechazar estos hechos”, manifestó el entonces presidente Santos.

Le puede interesar: ¿Quiénes están detrás de los asesinatos de líderes sociales? Fiscalía responde

En el momento de firmar el pacto, cerca de 48 mil líderes sociales y defensores de Derechos Humanos habían denunciado amenazas en contra de su vida. Reclamantes de tierras, sindicalistas, docentes y ex combatientes de las Farc, sumaban en la lista de víctimas.

“La UNP (Unidad Nacional de Protección) se ha encargado de proteger anualmente a cerca de 5 mil defensores de derechos humanos y líderes sociales; sin embargo, somos conscientes que debemos fortalecer aún mas las estrategias de protección”, agregó Santos.

Pero la firma del pacto para la que también fue invitado el entonces presidente electo Iván Duque no surtió efecto y la cifra de asesinatos a líderes siguió creciendo, hasta completar en 2018 282 homicidios.

De acuerdo con el Instituto de Estudios para la Paz, hasta el pasado mes de mayo de 2019 la cifra de asesinatos asciende a 80, siendo el departamento del Cauca el mayor escenario de homicidios.

Rosi Pérez, líder de la mesa de víctimas en Puerto Tejada, en el norte caucano, dice que el panorama es cada vez más peligroso para quien decide ejercer un liderazgo y por esa razón lo que se quiere que “esta historia no se repitiera y nos preguntamos hasta cuando nuestros líderes y lideresas seguirán siendo asesinados”.

Ver también: Líderes sociales cuentan sus estremecedoras historias de vida

La Defensoría del Pueblo reveló recientemente que a mil se eleva el número de líderes sociales amenazados. En total, desde la firma del acuerdo de paz, el número de asesinatos a líderes y defensores alcanza los 700. Durante el gobierno Duque la cifra alcanza los 193. En total 135 ex combatientes de las Farc han sido ultimados.

El pacto firmado hace un año no surtió efecto y hoy el panorama ha motivado voces de preocupación que trasciende fronteras, sin que -a juicio de analistas- se encuentre una solución concreta.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido