Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Atención médica
Atención médica en la Clínica Universidad de la Sabana.
Javier Jules / RCN Radio

Los médicos con la presión por atender y salvar vidas protegiendo su propia integridad; los familiares de pacientes con la angustia y la incertidumbre por saber la condición de sus seres queridos.

Así se vive cada momento en una sala de urgencias en medio de las condiciones actuales, enfrentando el pico más alto de la pandemia.

En el más reciente reporte comunicado a quienes están en el lugar en donde se recibe inicialmente a los pacientes que requieren atención inmediata, la cifra de ocupación llegó al 400%.

Jorge Mario Salcedo Barrera, jefe médico del servicio de urgencias en la Clínica Universidad de la Sabana, advierte que es momento de dar ánimo a todo el personal que está en la primera línea de atención.

Encuentre aquíSi sigue este ritmo de contagios podría haber una catástrofe: gerente hospital San Rafael de Tunja

El médico Salcedo dice que todos deben afrontar altos “niveles de estrés, de ansiedad y de miedo, al borde del límite, por la capacidad y por la situación”.

Es alto el número de pacientes que ha sido recibido con afecciones respiratorias asociadas al covid-19; hasta los pasillos se encuentran ocupados.

En las camillas, la mayoría de personas ya han sido valoradas y esperan un plan de tratamiento y si requieren hospitalización.

El nivel de tensión se incrementa con el paso de las horas mientras siguen ingresando pacientes a urgencias.

Aunque el personal médico ha sido vacunado, aún existe preocupación por lo que pueda representar portar el virus para los demás.

“Probablemente si yo estoy en mi núcleo familiar y ellos no están vacunados, la infección que me puede dar a mi leve, porque estoy vacunado, a ellos si les puede dar una infección moderada o grave e incluso fatal”, advierte Salcedo.

[VIDEO] Urgencias hospitalarias durante la pandemia

El padecimiento por fuera de urgencias

En observación, y mientras se define el manejo que se dará a su caso, permanece uno de los pacientes más críticos.

Afuera de la clínica Germán Molano, aunque no ha podido ver a su padre desde hace un par de semanas luego de haber sido diagnosticado con coronavirus, dice que cada nuevo día regresa, para estar cerca de él y por si se necesita algo.

Le puede interesar tambiénEsperamos que muy pronto haya mesa de negociación: ONU a Gobierno y Comité del Paro

Él está saliendo poco a poco, fue bastante duro verlo enfermo y ahogado y por eso es que uno le recomienda a la gente que se cuide”, advierte el familiar.

Aunque pacientes de Bogotá y diferentes municipios de la Sabana Centro, entran y salen de urgencias por diferentes situaciones, todos comparten la misma preocupación.

Natalia Díaz asegura que el temor por el contagio de covid-19 es cada vez mayor porque sabe que “hay personas que son asintomáticas y uno no sabe si acercarse y hablarle. Por eso es mejor conservar la distancia”.

Urgencias sigue a punto de colapsar y durante un turno quedan pocos momentos para tomar un descanso.

A veces el cansancio obliga a hacer una pequeña pausa y “durante unos minutos uno toma aire, pienso en las cosas, cómo logro solucionar la situación y cómo logro darle la mejor atención a los pacientes y claro que si uno se ve abrumado por las situaciones”, puntualiza el jefe de Urgencias.

El personal médico dando todo por atender a quienes lo requieren, la angustia de pacientes y sus familias.

Mientras se desarrolla la pandemia cada vez con mayor rigor, en urgencias hospitalarias son escritas historias clínicas y son escuchadas historias de vida.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.