Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Guardia Indígena
Foto cortesía Consejo Regional Indígena

La primera vez que se escuchó hablar de una minga indígena en el departamento del Cauca fue en 1999. En noviembre de ese año y con un apoyo manifiesto de una parte de la sociedad en la región, indígenas bloquearon por 23 días la carretera entre Cali y Popayán.  

Los reclamos de los manifestantes recibieron del gobierno del entonces presidente Andrés Pastrana un compromiso enmarcado en el decreto 982, en el que se prometió atender la emergencia social, cultural y económica de los pueblos ancestrales.

Lea aquí: Mujeres del campo, con largas jornadas laborales y muchas no remuneradas

Pero ante los incumplimientos, la del 99 fue la primera de diez mingas que en los últimos 21 años se han desarrollado en el Cauca. 

Marchas por incumplimientos 

Una minga representa organización, autoridad y una serie de rituales que se cumplen de manera rigurosa por las comunidades desde los más pequeños hasta los mayores.  

Así también se vio cuando, en 2004, unos 15 mil indígenas decidieron caminar desde Popayán hasta Cali en la búsqueda -sin éxito- de atención por parte del gobierno de turno.

Tuvieron que pasar cuatro años para que el entonces presidente Álvaro Uribe y luego de bloqueos tras el nuevo incumplimiento de acuerdos firmados en 2006, se reuniera con los nativos en el emblemático Resguardo de La María, en el municipio de Piendamó, a un lado de la carretera Panamericana entre Popayán y Cali.  

Audio

[AUDIO] Mingas en Colombia desde hace 21 años

0:27 5:25

Estigmatización y perdón 

A la frase “caminar la palabra”, los indígenas le dan el significado de un esfuerzo para lograr cambios.  

De esa forma cada minguero también aporta los frutos de sus cosechas y así como hay representantes encargados de conversar con las autoridades, hay quienes se encargan de administrar los alimentos para toda la comunidad, durante el tiempo que dure la minga. 

De interésEl impactante testimonio de la niña embera violada por soldados en Risaralda

Así ocurrió también cuando, nuevamente reclamando por cumplimientos parciales a los acuerdos a caminar la palabra salieron los indígenas en 2011, 2013, 2014 y 2017 este último año cuando también un presidente, en este caso Juan Manuel Santos, llegó a La María para ofrecer excusas por la estigmatización del movimiento indígena.  

Choques con saldos fatales 

La de 2019, que se levantó luego de 26 días de bloqueo a la carretera Panamericana entre Popayán y Cali, ha sido la más larga de las mingas indígenas.  

Exceptuando la de 1999, durante los bloqueos ha habido enfrentamientos con la fuerza pública en hechos que han dejado la muerte de al menos cinco indígenas y un policía, además de centenares de nativos y de uniformados heridos.

El año pasado, alrededor de 50 personas atacaron con piedras y palos la sede del Consejo Regional Indígena del Cauca en Popayán y fue la primera vez, en veinte años, que el Escuadrón Antidisturbios de la Policía, estuvo del lado de los indígenas protegiéndolos de la turba.

La minga que llegó a Bogotá, también ha cambiado. Los indígenas ahora se han convertido en expertos en redes sociales y transmiten las marchas en tiempo real a través de internet.  

Lo único que no ha cambiado en 21 años de movilización, aseguran los mingueros, es el reclamo por la defensa de la vida de sus comunidades

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.