Cargando contenido

RCN Radio estuvo en Bahía Solano (Chocó) viviendo una de las experiencias más sorprendentes.

Ballenas jorobadas.
RCN Radio.

¿Avistamiento o persecución de ballenas jorbadas en el Pacífico colombiano? este es el relato de una de las experiencias más bellas que también nos deja varias preocupaciones en torno al turismo y la manera sobre cómo se están observando las ballenas en Bahía Solano (Chocó). 

Eran las tres de la tarde de un viernes en medio del Océano Pacífico, buscando las ballenas jorobadas. Unos 20 minutos después de recorrer el mar y el verde de distintos colores de la selva chocoana, muy lejos están lo que parecen ser dos ballenas. 

El lanchero, un hombre de unos 50 años con la piel curtida por el sol, nos lleva hasta ese lugar. A menos de 80 metros apaga el motor y quedamos en silencio.

Puede leer: A veces la única opción es beber agua contaminada en Chocó

De repente aparece muy cerca una ballena jorobada. Es imponente. El sonido de la respiración es fuerte, transmite tranquilidad y respeto. La compañera con la voy, grita. Yo no puedo. Pienso que bastante tienen las ballenas con soportarnos estando muy cerca. 

Audio

[AUDIO] ¿Avistamiento o persecución de ballenas jorobadas?

0:27 5:25

Estuvimos cuatro días en Bahía Solano y, en todos, vimos ballenas jorobadas que aparecen con delfines y pájaros de lado a lado. Todo un espectáculo. 

Es curioso que la mayoría de las persona que manejan las lanchas en Bahía Solano saben que con un palo que sumergen en el mar y lo pegan al oído, logran escuchar el canto de la ballena jorobada. "Escuchamos como si tuviéramos audífonos", dijo uno lanchero. 

Absoluto respeto, pero ¿Será que estamos haciendo avistamiento o persecución de ballenas jorobadas en el Pacifico colombiano?

Emilse Caisamo, habitante de Bahía Solano, Choco cuestiona el cómo será al mejor manera de avistar ballenas jorobadas. 

Más en: Sentí un poco de nervios: Daniel Sanabria, niño que salvó concierto de André Rieu

¿Cómo hacemos para que nos den una inducción, para que sea un avistamiento y no que se vuelva una persecución. Si esto nos da un sustento, por los nacionales y extranjeros que llegan, pues no queremos que las ballenas se nos vayan", afirmó Emilse. 

El 90% de los 13 mil habitantes en Bahía Solano viven del turismo que deja el avistamiento de ballenas jorobadas; sin embargo, Janeth Rivas -integrante del Consejo Comunitario- dice que no se  hace de la mejor manera.

"Quiero dar un consejo a las personas que están ejerciendo esta profesión de avistamiento para que lo hagan de manera responsable, porque es nuestro sustento y si se nos acaba porque las ballenas ya no quieran llegar, los primeros perjudicados vamos a ser los habitantes de estos lugares", aseguró Rivas. 

La reglamentación de la Dirección General Marítima (Dimar) dice que el avistamiento de ballenas se debe hacer mínimo a 200 metros, pero lamentablemente nosotros estuvimos muy cerca. 

Las ballenas jorobadas recorren unos 8 mil 500 kilometros desde la Antártida (Polo Sur) hasta las tibias aguas del Pacífico, en este caso, al norte del Pacífico colombiano. Tardan dos meses en llegar. Los objetivos de la visita, parir  a sus ballenatos y alimentarse. 

Por este trabajo, en el que nos beneficiamos todos, es necesario ir a Bahía Solano con profundo respeto por uno de los animales más grandes y encantadores del planeta.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido