Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Arma (IMAGEN REFERENCIAL)
¿Es conveniente restringir el porte de armas?
Ingimage

Sigue creciendo la polémica en el país tras la propuesta que acabaría con la restricción al porte y uso de armas a ciudadanos del común, promovida desde un sector del Partido Centro Democrático.

El debate llegó a las calles y los bogotanos entregaron sus apreciaciones sobre la conveniencia de permitirles llevar estos elementos.

“No es algo indicado para Colombia porque los colombianos somos muy ignorantes a la hora de actuar y reaccionamos de muy mala forma en cualquier situación”, dijo Samuel, un joven estudiante universitario.

En un punto medio se ubicó Jaime, un empleado de 40 años quien manifestó que “es bueno y es malo. Desde que se sepa manejar y utilizar uno dice que está bien, pero hay gente que lo hace en caliente y puede matar a alguien”.

De otro lado del debate se encuentra Eduardo, un taxista quien indicó que “sí me parece que el pueblo cargue su arma para defensa personal y cuidar su familia”, tras advertir sobre la inseguridad que vive en su labor diaria.

Le puede interesar: [Video] Claudia López le pidió perdón a los migrantes venezolanos

En Bogotá las cifras se remontan a la alcaldía de Gustavo Petro, en cuya administración se inició el veto para el porte de armas que decretó el Gobierno.

El secretario de seguridad, Hugo Acero, señaló que el impacto de la prohibición se sintió desde el primer momento.

Había recibido una ciudad con una tasa de 22,9 homicidios por cada 100.000 habitantes y en ese año 2012 logra bajarla a 16,8 y su gobierno finaliza con una de 17,4”, dijo el funcionario.

Aclaró que a lo largo de los últimos años, la reducción de homicidios no solo ha dependido de la restricción, sino de medidas que la complementaron.

En ese sentido, celebró que “el Gobierno Nacional se manifestó y está de acuerdo como nosotros porque también lo estamos, con el desarme total de los ciudadanos”.

El secretario de Seguridad de Bogotá enfatizó que la lucha ahora debe darse en el mercado clandestino de estas armas.

Sin embargo, algunos ciudadanos temen que un eventual fin de la restricción los deje más vulnerables, ante la inseguridad que se registra en la ciudad.

Yo prefiero que se restrinja porque hasta los ladrones usan”, dijo don Pablo, un trabajador independiente.

Por su parte, doña María, vendedora ambulante en Bogotá, dijo que “por eso los ladrones las pueden portar, habría más muertes, no estoy de acuerdo”, concluyó.

Cabe mencionar que la tasa de homicidios en Bogotá disminuyó desde hace 9 años, cuando registró más de 21 muertes por cada 100.00 habitantes. El año pasado se redujo a 13 por cada 100.000.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.