Más de 100 camiones viejos de recolección de basuras están en un lote ubicado en límites de Tocancipá, Briceño y Sopó.

Carros compactadores de Aguas de Bogotá
Foto: RCN Radio

En la Procuraduría se adelanta una investigación para determinar las responsabilidades en el deterioro de al menos un centenar de vehículos recolectores de basura en Bogotá y que, según se ha denunciado, por falta de mantenimiento terminaron inservibles y a puntos de ser chatarrizados en un lote del municipio de Briceño.

A los carros recolectores de basura que recorrían alrededor de 12 localidades de la capital colombiana, según Orlando Quiroga, funcionario de Aguas de Bogotá, desde el año 2015 no se les hizo mantenimiento y “lo que se hizo fue, en los últimos dos años, retirar piezas para habilitar otros vehículos y en últimas en un número aproximado de 125 vehículos estaban ya en el patio taller utilizado como un cementerio”.

Según Quiroga, los carros eran usados durante jornadas que se extendían hasta 16 horas generando un deterioro cada vez más difícil de corregir, por esa razón “esos vehículos ya salieron de circulación por deterioro y ausencia de un plan responsable de mantenimiento de los mismos”.

Posible afectación ambiental

Thumbnail

Dependiendo del uso y de un adecuado mantenimiento, a pesar de la exigencia en las labores para la recolección de la basura, un vehículo, según expertos en mecánica, puede durar hasta 10 años en funcionamiento.

En este caso los carros comprados durante la administración Petro, hace menos de 6 años, fueron dejados en un lote de propiedad del Acueducto de Bogotá denominado La Diana, ubicado en límites entre los municipios de Briceño, Sopó y Tocancipá. 

En el lugar, con algunos atractivos turísticos alrededor, propietarios de restaurantes como Aldemar Rivera, señalan que el olor de los, hasta el año pasado, recolectores de basura en Bogotá, “se alcanza a sentir en la tarde cuando ya empieza a calmar el aire entonces siempre afecta la vecindad y se alcanza a afectar el negocio porque llegan los clientes y les da el olor”.

Thumbnail

Una tela que impide ver los automotores fue ubicada alrededor del lote, pero la presencia de esta maquinaria, según Nathan Seligman, secretario de Gobierno de Tocancipá, se ha manifestado de otras formas pues “como los camiones que han traído son los compactadores de basura viejos esto está afectando porque ha traído una problemática de roedores”.

La falta de un adecuado plan de mantenimiento de los vehículos, cuyo final será la chatarrización o la subasta al mejor postor, fue puesto en conocimiento de la Procuraduría General de la Nación.

“Esto hace parte de una investigación por unas denuncias que hemos hecho nosotros directamente a la Procuraduría porque no hubo voluntad de la empresa de acueducto de suministrar los recursos suficientes para hacerle un mantenimiento adecuado desde el elemental cuidado preventivo”, puntualiza Quiroga, quien es además directivo nacional sindical.

El lote La Diana, figura con un uso comercial, pero de acuerdo con las autoridades de estos municipios, al tener allí los carros recolectores de basura, se está usando de manera industrial.

La respuesta por escrito del Acueducto de Bogotá destaca que los vehículos fueron sometidos a una limpieza que incluye desinfección antes de ser llevados al lugar. También se da cuenta de la contratación de peritos para saber cuál es el verdadero estado técnico de los camiones y su actual valor comercial.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido