Cargando contenido

El conflicto ha estado presente en la región del Catatumbo desde hace varias décadas por la llegada de todos los actores armados.

Región del Catatumbo
Colprensa

El estudio del Observatorio de Memoria y Conflicto pone al Catatumbo en el centro del panorama de violencia colombiano porque en esa zona del norte del país se estableció el ELN con su oposición violenta a la infraestructura petrolera.

Además del ELN, allí hicieron presencia las Farc y el EPL. La suma de estos factores llevaron a un primer gran pico de violencia desde mediados de los años 80s

Mientras en 1985 se registró una acción bélica en la región, en 1986 esta cifra se disparó a 10, llegando a niveles tan altos de recrudecimiento que en 2012 se registraron 114.

En el 86 comenzaron los registros de desapariciones forzadas pero fue entre 1998 y el 2000 cuando se agudizaron estos eventos, llegando a registrarse 249 a principios del siglo.

La expansión de zonas de cultivos ilícitos fue el detonante de la violencia y la llegada del paramilitarismo, según Andrés Suárez del Observatorio del Centro de Memoria.

“Desde el Catatumbo sale la ruta de exportación de coca por Venezuela; pero además, los paramilitares cuando tuvieron toda su expansión en las AUC se propusieron crear un corredor que comunicara a Urabá con Catatumbo , un lugar estratégico que les permite sacar coca hacia Venezuela o sacar coca por todo ese corredor hacia la Costa Caribe”, advirtió.

Añadió que “mire que ese corredor del que le hablo es donde está ocurriendo hoy la violencia: bajo Cauca Antioqueño, sur de Córdoba, Urabá, esa es como una herencia que nos dejaron los ‘paras’ con la expansión de las AUC”.

En el Catatumbo hubo un año (1999) en el que se registraron 147 secuestros. La línea ascendente de este fenómeno también había comenzado a finales de los 80

En 2001 se registraron 22 masacres y el mismo patrón de otros crímenes se recrudeció desde finales del siglo pasado y hasta ahora no termina.

Audio

Escuche el informe completo

0:27 5:25

El futuro de un territorio codiciado por los violentos

Para el analista Ariel Ávila la guerra en el Catatumbo se debe a intereses de grupos armados por territorios estratégicos.

“Allá estaba el frente 33 de las Farc y ellos operaban prácticamente en Tibú; de hecho allá estaba Timochenko, en el corregimiento La Gabarra que es la parte alta del Catatumbo. Pero además de eso allá operaba el ELN y operan los Pelusos, lo que era el EPL; allá estaba alias Megateo, que ya murió”, comentó.

Las historias de violencia de zonas tan distantes como el Catatumbo y Tumaco tienen en común la extensión de los cultivos de coca hacia zonas con mayor conectividad por canales ilegales

Agregó que “una vez las FARC se van, hay una especie de arreglo entre el ELN y el EPL sobre quién coge Tibú y sobre todo importaba la zona de La Gabarra y ese acuerdo se va rompiendo poco a poco.  El ELN empieza a bajar del Catatumbo a acercarse un poco a zonas más pobladas y urbanas que es el área metropolitana de Cúcuta y comenzó la guerra, entonces la zona del Catatumbo, más Tibú, más Ocaña están prendidas en medio de esa disputa, pero ahí sí estamos hablando de una disputa de organizaciones pesadas y fuertes”.  

Los analistas coinciden en que el Catatumbo es un lugar de predilección para el crimen: el narcotráfico tiene las rutas de las drogas por el caribe, el secuestro está a la orden del día por el paso en una frontera borrosa con Venezuela, la violencia aumenta con enfrentamientos a sangre y fuego entre el ELN por los territorios dejados por las Farc y en el medio está la población marginada y a la espera de que realmente termine el conflicto.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido