Cargando contenido

En lo corrido del año se han estrenado 25 películas colombianas.

Cine
Foto referencial.
Academia Colombia de Artes y Ciencias Cinematográficas

Los colombianos cada vez acuden más a las salas de cine y no sólo a ver las películas elaboradas en los grandes estudios de Hollywood, sino a observar las cintas producidas en el país, que evidenciaron un significativo crecimiento en el primer semestre de 2019.

Por ejemplo en los primeros seis meses de este año se estrenaron nueve títulos más elaborados en Colombia, en relación con el mismo periodo del año pasado, llegando a 25 películas colombianas hasta el momento.

Para Claudia Triana, directora de Proimágenes Colombia, ha habido un cambio importante en la forma en que los colombianos consumen cine, ya que "tradicionalmente eran solamente las películas de comedia estilo 'El Paseo' o 'El que se enamora pierde'.

También puede leer: Colombia obtiene certificación en reducción de sitios web sobre abuso sexual

Explicó que este tipo de películas "antes tenían en otros años el orden de 600.000 espectadores o un millón; ahora por ejemplo, 'El que se enamora pierde', que se estrenó en enero, tuvo 174.000 espectadores, eso quiere decir que el público está diversificando su interés en este tipo de películas".

Incluso los espectadores colombianos buscan películas más allá de la comedia, tradicionalmente estrenadas en épocas de fin de año, "como las de (Harold) Trompetero o Dago García, que ya tenían muy garantizado más de cien mil espectadores y lo que pasa es que si llegan a 200.000 es un éxito", recordó Triana.

Sin embargo, lograr ese crecimiento tanto en espectadores como en producción ha sido la combinación de varios factores. David Correa, director de cinematografía del Ministerio de Cultura, explica que desde el comienzo "la relación Estado - cine colombiano tenía más que ver con ponerle impuesto a la boleta de cine".

Le puede interesar: Más de 370 consultas médicas atiende la travesía 'Magdalena Mágico' de Fides

No obstante esta relación tuvo un punto de giro a finales de la década de los 90, "porque gracias a que se crea el Ministerio de Cultura y luego Proimágenes (así que) se le da mucha fortaleza a una ley de cine que finalmente fue aprobada en el 2003 y que crea el Fondo para el Desarrollo Cinematográfico".

Aunque una década después se hizo necesario crear otra legislación para que el cine tuviera un alcance mayor a través de la ley 1556 de 2013, "la cual la presentan los Ministerios de Cultura y Comercio y se busca es que se haga sobre todo cine internacional", añadió David Correa.

Pese a que hay nuevos competidores en cuanto a distribución de cine como las plataformas digitales, Claudia Triana de Proimágenes Colombia asegura que aún la magia del cine se percibe con más intensidad en una sala.

"El cine sigue siendo un espectáculo que la gente quiere, que la gente respeta y quiere seguir a través de la creatividad que tengan verdaderamente los productores de películas que van a permitir que se vuelva una experiencia y un espectáculo", puntualizó Triana.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido