Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Colombianos en Europa: así viven bajo la ‘sofocante’ ola de calor
Suministrada / RCN Radio.

En cada rincón del mundo siempre hay un colombiano y en Europa, por supuesto hay miles de ellos. En RCN Mundo hablamos con algunos de los compatriotas que están es ese continente y sobre cómo viven bajo la sofocante ola de calor que desde hace casi tres meses golpea a esta zona del mundo.  

Temperaturas extremas que han alcanzado incluso los 45 grados provocado incendios forestales que han arrasado con miles de hectáreas de bosques y generado la muerte de cientos de animales y adultos mayores, tienen encendidas las alarmas de las autoridades que intentan, a contrarreloj, mitigar la ola de calor.  

Lea también: Sara Mendoza, la médica colombiana que implantó por primera vez un corazón artificial en Latinoamérica

Pero bien dicen que la idiosincrasia de los colombianos es tal vez una de las principales características que les ha permitido sobrevivir en condiciones críticas como esta. Aún así, luchar contra las consecuencias del cambio climático no es tarea fácil.  

Este recorrido comienza en Segovia, a una hora de Madrid (España). Ahí vive desde hace 22 años Antonio Hincapié. Nació en Armenia y se dedica a cuidar a adultos mayores. Cuenta que en sus más de veinte veranos en dicho continente, es la primera vez que siente temor por esta ola de calor que parece, según dice, insoportable.  

Le puede interesar: Bosque de la Esperanza: un homenaje a las víctimas del covid-19

“Aumentaron las temperaturas en un momento que no esperábamos. Esto ha afectado la ganadería y muchas personas han muerto, en especial adultos mayores. Lo que recomiendan es no salir, quedarse en casa y estar hidratado. Después de mediodía recomiendan bajar las persianas y quedar a oscuras”, señaló.

Colombianos en Europa: así viven bajo la ‘sofocante’ ola de calor
Suministrada / RCN Radio

La cifra de fallecidos por las altas temperaturas sigue en aumento mientras que las autoridades pronostican que la situación se extenderá hasta octubre.  

Pero en Alicante, una ciudad ubicada hacia la costa mediterránea, la situación es más crítica. Allí vive hace cinco años Fernando Cortés, un pereirano que se dedica a la construcción, pero que, debido a las temperaturas extremas, su trabajo y su vida diaria de ha visto afectada. Ni siquiera dormir es posible.

Más información: El amor de madre y un pulmón artificial: la receta para vencer al covid-19

“Lo más que ha subido son 40 grados, pero se siente como en 43 grados porque el calor es terrible. Para dormir es muy complicado, uno se baña hasta cuatro o cinco veces al día. Llega uno a las dos o tres de la mañana sin poder dormir. Tengo ventiladores por lado y lado, y no se halla uno”, contó el hombre. 

Pero la situación no es difícil solo para las personas, en Europa hasta las mascotas sufren con este inclemente verano. 

Colombianos en Europa: así viven bajo la ‘sofocante’ ola de calor
Suministrada / RCN Radio.

“Mi esposa se trajo un perrito y le está yendo super mal al pobre animalito. Este calor lo tiene agobiado. Toca estarlo bañando y poniendo toallas húmedas”, cuenta.

España no es el único país que se sofoca con la ola de calor. Alemania vive una situación similar. En Bottrop es una región con más de 120 mil habitantes; allí Stella Moreno, una santandereana casada con un alemán hace varios años, narra que cada semana es más complejo combatir el calor. 

Acostumbrada a viajar siempre en época de invierno, cuenta que han triplicado la compra e agua, han cambiado los planes de fin de semana e, incluso, han experimentado algunas enfermedades.  

Más historias: Emilio Luna, el tintero que ‘calienta’ las noches de Bogotá sobre una bicicleta

“En los días calurosos es difícil soportar. Me enfermo y toca aumentar la compra de agua; es más difícil para mi esposo trabajar también. Los fines de semana, para contrarrestar el calor, vamos a lagos o a piscinas y siempre tenemos el ventilador prendido”, relató la joven de 27 años. 

Sea cual sea la estrategia implementada por estos colombianos para enfrentar la ola de calor, el mensaje es claro: la naturaleza está hablando para decir que el cambio climático es una realidad, y que combatirlo depende de las acciones que adoptemos cada uno de nosotros desde cada rincón del mundo.  

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.