Cargando contenido

“Estamos expuesto a alto riesgo”, dice funcionarios. Denuncian que recibieron caja de tapabocas y un galón de antibacterial para protegerse.

Comisaría de Familia
Comisaría de Familia
Foto: RCN Radio

Alrededor de 500 personas de las 37 comisarías de familia en Bogotá trabajarán durante el aislamiento preventivo obligatorio por orden del Distrito. Algunos de los funcionarios afirmaron que no cuentan con las medidas necesarias para garantizar su salud ni la de las personas que acuden a buscar las garantías de sus derechos.

El escenario se ubica en una de las comisarías de familia de Kennedy. Una persona fue remitida desde el hospital de la localidad porque, a pesar de tener síntomas de fiebre y tos seca, no pudo cumplir con la cuarentena ordenada por los médicos.

De interésLas preguntas clave sobre el aislamiento en Bogotá

Adela Guzman, comisaria de familia en Teusaquillo, explica que el paciente “fue remitido a la Comisaría de Familia toda vez que esta persona acudió a su hogar y allí le cerraron la puerta. Esta persona, buscando lograr una protección, acudió a la Comisaría y estuvo en contacto con funcionarios sin ningún tipo de protección”.

Como la situación ocurrida en Kennedy, los funcionarios de estas sedes dependientes de la Secretaría de Integración Social del Distrito, se enfrentan diariamente a situaciones que, a juicio del abogado Miguel Ángel Rojas, contratista de una de las comisarías de familia, genera riesgos para su salud.

Audio

[AUDIO] Comisarías de familia durante el aislamiento

0:27 5:25

“Pretenden que sigamos atendiendo público que no saben si son portadores (del Covid-19) y generan riesgos para nosotros como contratistas y funcionarios del Distrito que brindamos un servicio social”, denunció.

Atendiendo público en medio del aislamiento

Hoy, en medio del aislamiento preventivo obligatorio, los funcionarios de las comisarías de familia de Bogotá laborarán sin que, como lo aseguran, se sientan protegidos pues solo han recibido algunos insumos acompañados de instrucciones a través de comunicados.

Lavarnos las manos; nos enviaron una caja de tapabocas a cada Comisaría y un galón de gel (antibacterial); con estos elementos no podemos garantizar que no podamos ser contagiados o contagiar a las personas”, afirma la comisaria Guzmán.

Lea también: Asesinan a líder social en zona rural de Puerto Asís, Putumayo

Los mismos funcionarios anticipan que durante el aislamiento preventivo es posible que se disminuya el número de personas atendidas. Sin embargo, aseguran que se debe cambiar las medidas adoptadas por el Distrito para la atención de la ciudadanía en las comisarías de familia.

“La afluencia de público es muy alta, hay personas mayores, niños, personas con discapacidad y los despachos en los que trabajamos no tienen las condiciones adecuadas para garantizar la no proximidad de las personas. Estamos expuestas a un alto riesgo, no solamente los servidores públicos sino también los usuarios”, puntualiza Adela Guzmán.

El paciente que llegó con síntomas como fiebre y tos seca a la Comisaría de Kennedy, fue remitido nuevamente al hospital de la localidad sin que hasta el momento se conozca la evolución del caso.

Desde la Secretaría de Integración Social y frente a la pregunta sobre los mecanismos de protección de los funcionarios de las comisarías de familia, entregaron un manual publicado en internet.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido