Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Paciente covid atendido por fisioterapeuta
RCN Radio

Hicimos un recorrido en una de las Unidades de Cuidados Intensivos dedicada a la atención de pacientes covid del Hospital Santa Clara de Bogotá. Les contamos un poco sobre el ambiente que allí viven tanto los profesionales de la salud como quienes reciben atención médica. Esta es la historia:  

La UCI covid a la que ingresamos en el Hospital Santa Clara, tenía ocho camas. Cinco de los pacientes estaban intubados. Cada habitación estaba aislada con divisiones de vidrio, por lo que fue posible ver a la fisioterapeuta, Esnelda Rocha, pasar de habitación en habitación.  

“Mi función como terapeuta es mantener una vía aérea permeable, es decir, estoy encargada de toda la parte de monitoreo de ventilación mecánica y de la oxigenación del paciente”, explicó. 

Le puede interesar: El silencio que prevalece en los colegios con alternancia

El sonido de los monitores, ventiladores, bombas de infusión, no cesaba. Para un visitante la frecuencia de ese sonido podría resultar perturbador, un sonido que aún en horas no laborales tiene presente el enfermero Mairon Angulo. 

“Uno incluso duerme o sueña preocupado; uno duerme pensando en cuando suenan las bombas, o algún tipo de máquina, uno piensa en que está pasando, en todo eso”, comentó. 

Estando detrás del cristal de cada habitación, vi a los pacientes; cada cama UCI que está allí, llega a ser más que un espacio de atención, cada una guarda la historia de vida o de muerte de una persona. La auxiliar de enfermería María Leiton, y el médico Fabián Cortés, no olvidan a quienes han pasado por allí.    

“A la cama 6 llegó el doctor Daniel, él llegó con una asfixia espantosa, no daba ni como acomodarse, y decía no me intuben, no me intuben’, un día llegó y pensamos que se iba a morir, yo dije ‘Dios mío, se nos va a morir’, pero el paciente salió súper bien, y otra vez está laborando, son casos que dan alegría”, relató Leiton.  

Mientras que Cortés, recordó a su primer paciente covid: “Fue un 24 de marzo del año pasado, era un paciente joven, padre de familia, conductor de un taxi, más o menos de 40 años; y recuerdo bien sus palabras, con la angustia por su dificultad respiratoria me preguntaba si iba a estar bien y si iba a estar con su familia, recuerdo muy bien su cara, y es algo que me ha perseguido todos estos meses porque el desenlace del paciente no fue el esperado”.  

Audio

¿Cómo se vive el pico de la pandemia desde el interior de una UCI?

0:27 5:25

Todo parece incierto en una UCI. Boca abajo está el paciente de la cama 7,  el señor Miguel,  uno de los tres que no están intubados. Lo monitorea la enfermera jefa, Angie González.  

“Los pacientes están en esa posición para que los pulmones se oxigenen muchísimo mejor; en este pico los pacientes están esperando mucho tiempo para venir al hospital y ya llegan muy afectados”, indicó.  

Una hora después, al paciente de la cama siete lo cambiaron de posición. Estaba hablando. Con la ayuda de una auxiliar de enfermería, logré preguntarle sobre los pensamientos que le rondaban. 

“Angustia, angustia. El covid me generó una neumonía, aquí están luchando por sacarme adelante, para levantarme”, dijo.  

Lea también: La brecha del acceso al agua entre la zona urbana y rural de Colombia

En esta UCI hay pacientes cuyos familiares también son pacientes en otras UCI. El intensivista neumólogo, Guillermo Ortiz, explica que estas situaciones también influyen en la recuperación: 

“Es una situación muy complicada de manejar porque la recuperación de los pacientes no solo está en la parte física sino también en la psicológica, y el que un paciente sepa que, así como él está hospitalizado, también lo están en otra institución su esposo, papá, o mamá, y muchas veces tener que saber que han fallecido, dificulta el manejo de estos pacientes”.  

Terminó el recorrido por la UCI, y logré ver nuevamente a la fisioterapeuta, tuve dificultades para reconocerla, ya no estaba en las habitaciones de los pacientes, por lo que ya no traía consigo la escafandra, un elemento que cubría su cabeza, ya no tenía puesto el protector facial que junto al tapabocas no permitía ver su rostro con claridad, ya no llevaba doble guantes, y no tenía puesta la misma bata. Salí de ahí y me llevé sus palabras:  

“Yo creo que por todo este año podemos escribir sobre todas las cosas, interacciones, dolores, la ansiedad que hemos pasado todos los funcionarios; hemos tenido alegrías, hemos tenido tristezas; inclusive, muchas personas entramos en algún momento con alguna depresión, ha sido todo muy fuerte”.  

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.