Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Abuso, Villavicencio, sacerdotes
Canal RCN

La denuncia de varias estudiantes de un internado ubicado en el Amazonas, en contra del sacerdote Héctor Reyna, fueron tenidas en cuenta por la Procuraduría para proferir un fallo de destitución en primera instancia.

La decisión afectó al religioso, quien además ejercía funciones como rector de la institución. El sacerdote también enfrenta un proceso dentro de la Iglesia

Por fuera de los salones del Internado Fray Javier de Barcelona ocurrían, según el relato de varias alumnas, situaciones que las incomodaban, les causaban una mezcla de temor y rabia y tenían que ver con el rector, el sacerdote Héctor Reyna.

Lea también: Estalla escándalo en Iglesia Católica: cinco sacerdotes son acusados de abuso sexual a menores  

La hermana Narie Ocampo, en su momento coordinadora de la institución, se enteró de lo que estaba ocurriendo.

“Las niñas, con la confianza que me tenían, me decían que ese no era un padre porque él les decía cosas que no les gustaba y que se acercaba mucho por quererlas tocar”, señala la religiosa de las Misioneras Franciscanas de María. 

Cuenta la hermana Ocampo que en los testimonios de al menos cinco estudiantes, conocidos por las autoridades, se da cuenta de la forma en que estos hechos se volvieron constantes dentro del internado y apuntando al sacerdote rector como el protagonista de los mismos. 

“Sus momentos de asedio eran, sobre todo, cuando estaban alejadas del dormitorio que quedaba separado de la casa de las hermanas y aprovechando la oscuridad de la madrugada”, relata.

Audio

[AUDIO] Cura abusador en el Amazonas

0:27 5:25

Lejos de todo 

El internado Fray Javier de Barcelona está ubicado entre los corregimientos de Puerto Santander y Araracuara, en límites entre Amazonas y Caquetá. La mayoría de estudiantes hacen parte de las comunidades indígenas de la zona, alejada de ciudades capitales y zonas urbanas.  

Las primeras denuncias de lo que estaba ocurriendo desde el año 2015 fueron interpuestas en 2018 ante autoridades del corregimiento y escalaron hasta entidades como el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, la Fiscalía y la Procuraduría

Elsi Angulo, entonces procuradora del Amazonas, decidió suspender provisionalmente al sacerdote porque, asegura, recibió “un testimonio de una de las niñas afectadas, allí en Leticia, que fue desgarrador”.

De interés: Absuelven a cura que admitió manosear los pechos de una joven en Paraguay

Sin embargo y a pesar de los testimonios el proceso contra el religioso no prosperó ni en la Gobernación del Amazonas, ni en la Fiscalía porque, según la ex procuradora “el principal argumento que tenían los operadores disciplinarios e incluso la Fiscalía es la falta de posibilidad para recabar la prueba”. 

De acuerdo con la Nunciatura Apostólica, el proceso canónico contra el sacerdote Héctor Reyna es competencia del Vicariato Apostólico de Leticia.  

Monseñor José de Jesús Quintero, vicario en la capital del Amazonas, advierte que “en el Vicariato se ha hecho todo lo que corresponde solo como sacerdote, pero él estaba trabajando era para la Gobernación y el no ya no está trabajando allá”. 

Se revive el proceso disciplinario 

En una decisión de la Procuraduría el caso, al menos en lo disciplinario, revivió. Se estudiaron de nuevo los testimonios de las estudiantes, algunas pruebas como los pasajes de avión que el sacerdote le compró a una de las alumnas para que lo acompañara a Bogotá varios días y los argumentos de la defensa del religioso. 

En un fallo, que puede ser apelado, se decidió destituir y sancionar con una inhabilidad de doce años para ejercer cargos públicos al sacerdote Héctor Reyna, como rector del internado y al ser el responsable de una falta gravísima.

 “La sanción que merece por perjuicio a la comunidad de Araracuara y Puerto Santander, entonces me parece que está correcto lo que se ha hecho”, agrega la hermana Narie Ocampo.  

Aunque no ha habido una decisión de fondo por parte de la Iglesia, aún después de dos años de haberse conocido las denuncias en su contra, Héctor Reyna no ejerce el sacerdocio mientras en su contra avanzan las investigaciones dentro del clero.  

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.