Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Parque Chingaza en Cundinamarca.
Cortesía: Parques Nacionales.

El Parque Nacional Natural Chingaza, ubicado entre los departamentos de Cundinamarca y Meta, es una de las reservas en Colombia más conservadas. No en vano está incluida en la Lista Verde de Áreas Protegidas a nivel mundial.

El páramo de Chingaza ayuda a abastecer de agua en un 70% a Bogotá y otras regiones de Cundinamarca.

Es una fábrica constante de vida. Allí viven algunas especies emblemáticas del país como el oso de anteojos y el cóndor de los Andes, que tienen algún riesgo de desaparecer del planeta debido a las actividades humanas. 

Puede leerParque Chingaza fue incluido en listado mundial de áreas protegidas

En medio de este panorama, el Estado viene desarrollando desde hace unos cinco años, una proyecto de reforestación de especies emblemáticas de la zona, como el frailejón, una planta única en los páramos que ayuda, entre otras funciones, a absorber el agua que fabrica el lugar, para luego, en épocas de sequía, dejarla correr hacia los ríos. 

En Chingaza se construyó uno de los viveros más grandes y estructurados para sembrar especies de páramo. Un trabajo que vienen realizando el Ejército y funcionarios de Parques Nacionales. 

Orlando Molano, director de Parques, aseguró que la meta es sembrar durante el 2021 y parte de 2022 cerca de 106.000 árboles nativos en el páramo de Chingaza. "Una cifra alta, si se compara con la de años anteriores, cuando solo se sembrara por año cerca de 10 mil", mencionó.

El vivero de Chingaza es un trabajo de paciencia y dedicación. Soldados del Ejército de Colombia y funcionarios de Parques ayudan a hacer posible, por ejemplo,  que semillas de un frailejón crezcan después de dos años y luego puedan sembrarse. 

Lea tambiénRCN Radio avista a dos osos de anteojos en Chingaza

"Es de mucha dedicación porque para sembrarlo, debimos esperar unos dos años a que germine. Luego hay que esperar de diez a 15 años para verlo robusto, pues los frailejones crecen un centímetro por año y viven cientos de años. Por eso, cuando hay quemas en los páramos, sean por procesos naturales o por la mano del hombre, hay tristeza cuando los perdemos porque el tiempo de recuperación es muy lento", señaló.

El director de Parques Nacionales indicó que la meta, en general, en las 59 áreas protegidas de la entidad, es sembrar dos millones de árboles antes de agosto de 2022, como parte del propósito del actual gobierno de sembrar 180 millones de árboles en todo el país.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.