Cargando contenido

La mayoría de las imágenes, algunas traídas de España, fueron elaboradas entre los siglos XVI y XVII.

El Cristo de la Sed
Una nueva imagen desfilará en las procesiones de Semana Santa en Popayán
Javier Jules. RCN Radio

En los 463 años que cumplen las procesiones de Semana Santa de Popayán, solo en once ocasiones se han donado pasos por parte de familias de la ciudad. Para esta versión de los desfiles sacros, una nueva imagen denominada ‘El Cristo de la sed’ recorrerá las calles de la ciudad blanca de Colombia.

La última vez que un nuevo paso se incorporó a las procesiones en Popayán, corría el año de 1999. La mayoría de imágenes fueron talladas en las épocas de la Conquista y la Colonia y, gracias a los procesos de restauración, solo algunas han tenido que ser reemplazadas.

Por primera vez en la historia de esta tradición cultural un nuevo paso, construido en el siglo XXI, se incorporará a los desfiles tras un proceso que, como lo explica Andrés Felipe Perafán, no tiene precedentes pues “es el primer paso de la Semana Santa que ha sido desarrollado bajo planos de diseño arquitectónico y con medidas”.

Por ser Patrimonio Cultural de Colombia e Inmaterial de la Humanidad, para poder incluir ‘El Cristo de la sed’ el proyecto tuvo que ser presentado ante una comisión del Ministerio de Cultura. Además de los detalles de la imagen, la justificación fue fundamental.

Lea tambiénProcesiones de Semana Santa en Popayán seguirán contando con el apoyo del Gobierno Nacional

“Hacer una donación a las procesiones de la Semana Santa es contribuir a enriquecer ese patrimonio que llevamos en la sangre y a brindarle a la ciudadanía la oportunidad de poder apreciar una nueva escena muy importante”, señala Alberto Perafán, quien tuvo la iniciativa.

El Cristo de la sed

El sermón de las siete palabras

La quinta de las siete palabras (“sitio” en latín; tengo sed, en español) es la más humana de las expresiones hechas por Jesucristo durante el episodio de la pasión y muerte. Cada uno de esos símbolos está plasmado en la talla del paso.

Alberto Perafán señala que cada detalle en la talla y los elementos que conforman el paso fue muy bien cuidado y “se puede observar la esponja con la caldereta que es con lo cual realmente se escenifica el paso, también podemos ver la cruz con las dos escaleras y en la parte trasera, las insignias de los 3 clavos y el martillo con la tenaza”.

La familia Perafán será sindica del paso que donaron a las procesiones. También varios de sus integrantes tienen la misión de cargarlo por las calles del centro histórico durante la procesión del Martes Santo.  La idea es demostrarle a propios y visitantes el significado de los días santos.

Entérese también"A Notre Dame hay que mirarla desde lo alto de la historia": Gautier Mignot

Se trata de mostrar “cómo vivir la Pasión de Cristo desde el momento de su entrada triunfal a Jerusalén, de cómo terminar en su resurrección”, puntualiza Andrés Felipe Perafán.

Los paramentos, es decir cada uno de los adornos que conforman 'El Cristo de la sed', algunos con apliques de oro, fueron traídos de España. El paso se estima que pesará, una vez esté listo para la procesión, alrededor de media tonelada y será llevado por ocho cargueros durante aproximadamente cuatro horas de recorrido.

Audio

Tradiciones de Semana Santa en Popayán

0:27 5:25
Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido