Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Víctimas falsos positivos
Luz Marina Bernal (Izq) y Lucero Carmona denunciaron el asesinato de sus hijos por parte del Ejército.
Javier Jules. RCN Radio

El arte ha servido como catalizador de la tragedia que enfrentan las madres de Soacha, que hace más de una década denunciaron el asesinato de sus hijos a manos del Ejército.  

En obras de teatro, canciones, grafitis y tejidos, han reflejado la lucha por encontrar justicia y verdad en otro de los episodios del conflicto armado en el país.  

Las mujeres han asistido a cada una de las audiencias ante la JEP, en las que exmilitares han confesado ser los responsables de los conocidos falsos positivos

En contextoONU respaldó el informe de la JEP sobre los "falsos positivos"

Han pasado diez años desde que a Lucero Carmona le confirmaron que su hijo, Omar Leonardo Triana Carmona, con quien habló por última vez a mediados de 2007, había sido asesinado y presentado como una baja en combate por parte del Ejército. 

Hoy recorriendo las calles de un barrio del suroccidente de Bogotá, Lucero dice que en su hogar tiene un espacio para recordarlo. 

[VIDEO] Lo que aún esperan las madres de las víctimas de falsos positivos

“Yo le hablo le escribo, le hago canciones y para mí hacer memoria es muy importante, porque si hacemos memoria con nuestros muertos ellos siguen vivos”, señala.  

Lucero Carmona asegura que un día decidió hacer más llevadera la pérdida de Omar Leonardo a través de diferentes manifestaciones artísticas. 

El dolor está ahí, pero el teatro, la música, las canciones, nos ayuda mucho a salir adelante, a contar, a hablar”, agrega. 

Encuentre aquíLa discusión del director para las Américas de HRW y Álvaro Uribe por 'falsos positivos'

Hace seis años fue estrenada la obra “Antígonas, tribunal de mujeres”. En el escenario las madres de Soacha buscaron poner en escena y narrar parte de la violencia en el país, en especial el episodio que les tocó enfrentar a ellas. 

Luz Marina Bernal, dice que es una forma de hacer catarsis del sufrimiento mientras esperan justicia y verdad pues “el arte ha jugado un papel fundamental en el caso de nosotros en el Teatro de la Candelaria, en la Corporación de Teatro también, en las universidades y también con los documentales y películas”. 

Audio

[AUDIO] Las madres de Soacha, 13 años después de denunciar los 'falsos positivos'

0:27 5:25

A la música, el teatro y el tejido, entre otras manifestaciones, las madres de Soacha han sumado esfuerzos con la intención de hacer visible la lucha que de vez en cuando dicen sentir, ha sido olvidada por la sociedad. 

Bernal revela que han tenido que contar su historia “a nivel nacional e internacional, por medio del arte en su totalidad, incluso hay un grafiti que no ha sido del agrado de la fuerza militar y de muchas personas”, al referirse al mural conocido como ‘quién dio la orden’ y que ha sido borrado en varias ocasiones por uniformados. 

De interésCasos de falsos positivos fueron sistemáticos y masivos: presidente de la JEP

En 2017 se emitieron las primeras condenas por los casos denominados como falsos positivos ocurrido entre 2002 y 2009.  

Varios de los procesos han llegado a la justicia transicional, en un hecho que para las mismas madres de Soacha no ha significado un avance en el resarcimiento. 

Carmenza Gómez asegura que no ha habido una verdad completa pues luego de trece años “no se ha visto justicia pues, aunque en algunos casos hubo condenas, en el caso mío, al año ya quedaron en libertad porque se acogieron a la JEP, eso no es justicia, están diciendo la verdad a medias porque los tiene amenazados y eso lo han dicho ellos mismos”. 

Las más recientes revelaciones en las que se señala que las víctimas de los falsos positivos pueden superar los 6402 casos, es una esperanza para las madres de Soacha en la misma insistencia por encontrar justicia.  

Mientras tanto la mayoría sigue buscando en el arte una forma de superar su dolor.  

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.