Cargando contenido

En los próximos días se habilitará un concurso en Pereira para buscarle nombre a la pareja de jirafas.

Jirafas
Jirafas que llegaron al Bioparque Ukumarí.
Fotos: Alcaldía de Pereira - Álvaro Camacho

Desde Puebla - México hasta Pereira en Risaralda, esta semana llegaron al Bioparque Ukumarí dos jirafas, únicas en su especie actualmente en el país.

Fueron cerca de 3.500 kilómetros, por aire desde México hasta Cali y posteriormente por tierra hasta Pereira, los que recorrieron las dos jirafas, macho y hembra, hasta llegar al Bioparque Ukumarí, en cuyo recorrido, como lo cuenta el alcalde Juan Pablo Gallo, anecdóticamente se asomaron para ver las bellezas del país que los adoptó.

En medio del viaje una de las jirafas empezó a soltar de un lado el cordón y sacó la cabeza, quedando por fuera unos centímetros y pues obviamente esto se vio muy simpático en el tránsito entre la vía Cali - Pereira”, dijo Gallo.

Fue más de un año de preparación, donde la incertidumbre de encontrar un avión apropiado y la falta recursos financieros para traer las jirafas desde México, movió el civismo pereirano en torno a una gran jirafatón, donde todos los pereiranos sin distingo alguno se movilizaron con su aporte para hacer realidad este sueño de ciudad.

Alcanzamos la cifra de 50 millones de pesos en donaciones, por lo que quiero agradecerle a todos los pereiranos, porque fueron aportes muy sentidos que iban desde las moneditas de los niños en las alcancías, hasta el aporte de los empresarios y los proveedores del servicio de traslado, estos últimos, quienes bajaron los costos del viaje de las jirafas hasta Colombia”, reveló el Alcalde.

Son muchos los detalles por afinar en este tipo de traslados, y más cuando son internacionales, pues como lo indica Jaime Andrés Colorado, Profesional del ICA, hasta la autoridad zoosanitaria del país se movilizó para certificar las condiciones de la pareja de jirafas.

“100% confiable el traslado, porque los animales están sanos y para ello nosotros realizamos nuestras pruebas serológicas para certificarlo”, explicó Colorado, precisando que ahora la pareja entra en una etapa de cuarentena, donde las autoridades colombianas les realizan todos los exámenes de rigor, cuyos resultados serán cotejados con los realizados por las autoridades de salud mexicanas.

Por su parte la gerente del Bioparque Ukumarí, Sandra Correa, manifestó que de aquí en adelante, más que la crianza y la adaptación de estas pequeñas jirafas, empieza un proceso de conservación de la especie, para lo cual se asumirá todo el compromiso del caso, en donde habrá total protección para éstas, las únicas jirafas en Colombia.

Fuente

Sistema Integrado de Noticias

Encuentre más contenidos

Fin del contenido