Cargando contenido

Visitamos un colegio privado con inversiones cuantiosas en sus espacios físicos ¿Qué tanto se tendrá que invertir en los públicos?.

Clases virtuales
Clases virtuales
Suministrada

En Bogotá hay 750 sedes de colegios públicos en las que estudian 793 mil estudiantes y que, en los próximos días, decidirán si enviarán a parte de sus muchachos de nuevo a las aulas. 

De otro lado, en los colegios privados hay 485 mil estudiantes. Algunos de esos planteles vienen adecuando su planta física de manera radical para mitigar, en la medida de lo posible, el impacto del COVID-19 durante ese regreso.

Historias para oír, leer y ver: Un barrio completo está desconectado, en pleno centro de Bogotá

Ricardo Sánchez es el rector del gimnasio Los Arrayanes, ubicado en el norte de Bogotá. Nos permitió entrar para saber cuáles son las adecuaciones que están haciendo de cara al regreso de los estudiantes.

“Hay dos entradas por las cuales pueden acceder las rutas escolares para ser trasladados inmediatamente a sus salones”, dijo a modo de introducción.

Audio

[AUDIO] Retorno a clases y el reto de adaptar los colegios

0:27 5:25

Una de las cosas que más llama la atención es el “filtro sanitario”, un pasillo de cerca de diez metros de largo, fabricado para que allí se desinfecte todo material que ingrese al colegio.

“Como por ejemplo, alimentos para el restaurante, para la tienda escolar, así como productos de todo tipo para el almacén, útiles, etcétera. Es una cámara de ozono en la que se depositan estos elementos y garantiza la desinfección”, describió.

El visitante comienza a preguntarse rápidamente por el costo de ese dispositivo y, en efecto, la posibilidad de que instituciones con menores ingresos o los propios colegios públicos puedan acceder a soluciones de ese tipo.

De interés: El patólogo colombiano que sigue el rastro de las autopsias de COVID-19

Ya en los salones, además de la separación entre los pupitres, adaptaron un sistema de video con cámara, televisor y computador, ya que si bien algunos niños y jóvenes irán presencialmente, otros continuarán en clases virtuales.

“Hemos adaptado todos los salones. Los niños que sean autorizados estarán aquí en el aula de clase con su profesor, y esa clase será transmitida vía streaming para los niños que están en condición remota desde sus casas”, dijo el rector Sánchez.

Saliendo a la cancha a la que irán en el tiempo de descanso hay un lavamanos instalado. No es el único, en todas las instalaciones siempre hay a la vista uno, además de los preexistentes en los baños.

De interés: Países europeos reducen drásticamente la mortalidad por COVID-19

Finalmente el comedor escolar, además de implementar todas las medidas de higiene, cuenta con nuevos tableros en acrílico en cada mesa.

Al respecto el rector Ricardo Sánchez explicó que “Lo interesante es que estas mesas para seis personas ahora son para cuatro. Hemos organizado con unas divisiones en acrílico a una altura de 80 centímetros, de tal manera que el niño queda como en una cabina”.

A estas alturas hay certeza de que muchos colegios no tienen la capacidad económica para lograr adaptaciones similares. 

En Colombia: Demandas contra el Estado alcanzan los $424 billones.

“Sí, infortunadamente, en esto está demostrada la brecha tan enorme que existe en Colombia entre las instituciones; uno, del sector oficial y aún del sector privado, que no cuentan con las posibilidades con las que nosotros contamos.

Sobre las adecuaciones de los colegios públicos, hasta ahora están Iniciando el proceso ya que su reapertura se programó a partir de octubre. La pregunta que sigue abierta es ¿Cuántos de estos colegios públicos estarán listos físicamente para volver?

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido