Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

La hierbas aromáticas de las mujeres de Chipaque
Foto suministrada por Aromachipaque

En Chipaque, Cundinamarca, son las mujeres rurales quienes lideran la producción de hierbas aromáticas. Señalan que estos cultivos han pasado de generación en generación y esto les ha proporcionado independencia económica.  

Una de estas mujeres es Andrea Baquero, quien tiene 30 años, y todas las mañanas al despertar se hace un té de hierbabuena, otras veces prefiere tomar manzanilla; las hierbas las recoge de su huerta, huerta ubicada en Chipaque, donde hay al menos 10 mil habitantes, y una gran producción de hierbas aromáticas

“Mi bisabuela tenía en su casa una huerta con cidrón, hierbabuena, manzanilla, entre otras, y las vendía directamente en la plaza”, recuerda Andrea.  

Lea también: El lío para cancelar las cuentas de familiares fallecidos

Bisabuelas, abuelas, han compartido los pormenores de esta labor a las mujeres más jóvenes de su familia. Alicia Peralta, quien hace más de 30 años cultiva hierbas aromáticas, explica que aprendió de sus padres esta labor. “Desde entonces he tenido una huerta de aromáticas, y esto me garantiza el sustento. Además, es una tarea que puedo realizar sin ayuda de nadie porque puedo desde sembrar hasta llevar a la plaza y vender; y esto resulta en un aporte para mi casa”. 

En Chipaque, las mujeres se sienten orgullosas al estar al frente de los cultivos de hierbas aromáticas; insisten en que es una tarea que les genera independencia. Diana Hernández, quien tiene dos hijos, indica que en su huerta aromática siembra caléndula, manzanilla, hinojo, y otras hierbas; señala que “es un trabajo que realizo yo misma. Soy yo quien está atenta a toda la cosecha, y todo lo que hago me permite contribuir en mi hogar”.  

Le puede interesar: APP permite patrocinar agricultores y obtener rentabilidades

Andrea enfatiza que la mujer participa en todo el proceso de producción. “La mujer rural es fundamental en la línea productiva porque está en la producción, en el establecimiento del cultivo, en su manejo y comercialización, y sin duda la mujer puede hacer un aporte económico a su familia, sin depender de otras personas, sin depender del esposo”, precisó.  

En ese municipio han creado la asociación Aromachipaque, la cual reporta una producción semanal de 400 toneladas de hierbas aromáticas. Estas mujeres indican que en este momento buscan exportar de manera directa sus productos, y así honrar el legado que les han dejado.  

Audio

[AUDIO] El protagonismo de la mujer rural en la producción de hierbas aromáticas

0:27 5:25
Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.