Cargando contenido

La fiebre de mundial se trasladó a las ventas informales

Vendedor informal con láminas del Mundial
RCN Radio

Sentados en una banquita o un guacal en cualquier calle del país, con cajas de láminas del Mundial Rusia 2018 y réplicas del trofeo hechas en plástico como alcancías, así se la rebuscan centenares de personas en los meses previos al campeonato deportivo más importante del planeta que se cumple cada cuatro años.
 
Llegan desde muy temprano, tienen ya zonas determinadas como en un campo de juego  y clientes que les “encargan” láminas faltantes. Ellos son los rebuscadores del mundial.

Así se la "rebuscan" los informales en el mundial

Son vendedores ambulantes, que cuando no es época de Mundial se dedican a vender sombrillas, loterías, libros o revistas, pero en estos días “la plata está en el fútbol”.
 
Cuando no tienen una lámina simplemente le “pasan” al cliente al vendedor de la cuadra siguiente, la idea es no perder la oportunidad de que alguno anote unos pesos en su marcador personal.
 
Sin embargo algunos dicen que esperaban unas ventas mucho mayores por sus cuantiosas inversiones. El marcador no ha resultado como esperaban.
 

"las ventas están duras"

Como todo, hay láminas más difíciles que otras, de allí la diferencia de precios desde los 600 hasta los 15 mil pesos, aunque también “ven caras”.
 

Otra mercancía informal mundialista

Para los clientes más entusiastas además  de las “monitas” venden lámparas, alcancías y hasta muñecos mundialistas, sacándole la “comba al palo”, o mejor, “gambeteando” la situación financiera familiar.
 

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido