Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Consulta médica, imagen referencial
Consulta médica, imagen referencial
Inimage

El Instituto Nacional de Salud (INS) reportó la disminución en la incidencia de enfermedades de gran impacto en la salud pública durante la pandemia.

A partir de los Informes de Eventos, documentos que compilan los resultados de los entes territoriales, se pueden establecer disminuciones en afecciones como la Enfermedad Diarreica Aguda (EDA), Enfermedad por Alimentos, Infección Respiratoria, malaria, sarampión, tuberculosis e, incluso, VIH.

De hecho, en hasta el llamado Periodo Epidemiologico IV, no se había registrado en Colombia ningún caso de fiebre amarilla. 

De interés: Más de 100 días sin museos: la cultura confinada

De otro lado, se registraron para el mismo periodo aumentos en afecciones como fiebre tifoidea, sífilis congénita y sífilis gestacional, mientras que en el caso del dengue los indicadores subieron hasta la semana 12 de este año y luego comenzó a disminuir.

“Claramente estamos viendo un subregistro”: Asociación de Salud Pública

La presidenta de la Asociación Colombiana de Salud Pública, Dionne Cruz, advirtió que detrás de las buenas cifras de salud pública en Colombia durante la pandemia podría esconderse un riesgoso subregistro.

Audio

[AUDIO] El riesgo tras las favorables cifras de salud pública en Colombia

0:27 5:25

“Esto viene pasando prácticamente desde que inició la pandemia: las líneas de atención de urgencias y emergencias están colapsadas y en algunos territorios del país las líneas que las EPS habilitaron para atender a los pacientes ni siquiera las contestan, ni para pacientes COVID ni para pacientes de otras enfermedades. Entonces claramente lo que estamos viendo en los reportes es un subregistro”, indicó.

Lo cierto es que cada enfermedad tiene su propia explicación. Por ejemplo, en el caso de las incidencia de infecciones respiratorias en niños de Bogotá, la cuarentena implicó muy buenas noticias.

Según la Secretaría de Salud, a junio estas infecciones disminuyeron en un -32% y las muertes ocasionadas por las mismas también disminuyeron en un -80%.

En Bogotá: Sumapaz, un territorio sin COVID-19 en la ciudad con más casos de Colombia

El fenómeno lo explica el cierre de los colegios y las restricciones a la salida de menores de edad. Pero otras enfermedades podrían tener una preocupante disminución en los índices de diagnóstico.

Cáncer

Enfermedades catastróficas como el cáncer requieren diagnóstico temprano y controles rigurosos. El director médico de la Liga contra el Cáncer, Carlos Castro, advirtió que han disminuido las consultas.

“Efectivamente hay preocupación en la Liga Colombiana contra el Cáncer y en varias instituciones del país que atienden pacientes con esta enfermedad, que han notado la disminución de la consulta y de los tratamientos”, dijo.

Puntualizó que “no sabemos si esto sea como consecuencia de que hay cierto temor de asistir a los hospitales por la pandemia de COVID-19 o si hay otra razón”. 

De interés: Ricardo Calderón, el periodista anónimo detrás de grandes investigaciones

Las enfermedades silenciosas

Otras enfermedades llamadas silenciosas, debido a que en sus primeras etapas requieren de la labor de especialistas para ser detectadas, también entran en el problema.

Le puede interesar: Coltán, el material apetecido en el mundo que financia guerrillas en Colombia

Estas también dependen del diagnóstico temprano, como la hipertensión. Además, las personas hipertensas son propensas al agravamiento de la infección por COVID-19.

Luis Moya Jiménez, presidente de la Liga Colombiana contra la Hipertensión y el Infarto calculó que “por ejemplo, veíamos 2.100 o 2.200 pacientes mensuales (y) ahora estamos cercanos a los mil pacientes; luego, en esos controles periódicos que tenemos cada tres meses, estos pacientes no asistieron”.

También es el caso de la diabetes, enfermedad de la cual hablamos con Ángela Jaramillo, Educadora de la Asociación Colombiana de Diabetes.

Ecología: Llegó a Colombia una de las más grandes plagas contra las abejas

“Por supuesto que hay una gran preocupación, la gente ahora está muy tranquila porque la diabetes realmente no presenta una sintomatología inmediata. Una de cada dos personas tiene diabetes y aún no lo sabe”, dijo.

Siete millones de embarazos no planeados proyecta Naciones Unidas.

Afecciones como el VIH tiene cifras de incidencia favorables, según los reportes del Instituto Nacional de Salud, con una disminución de -11,9%, comparando el año pasado con el 2020. 

Carlos Vargas, asesor científico de Profamilia, aseguró que es importante que en esta coyuntura es vital se cuide de la salud sexual de la población de manera integral. 

Investigación: Desnutrición infantil, una pandemia curable que se volvió crónica en Colombia.

“Durante la época de la pandemia, persisten las necesidades en salud sexual y reproductiva para toda la población. Por eso este es un servicio esencial para la población colombiana”, dijo.

Agregó que “es necesario que facilitemos el acceso a los servicios de anticoncepción y a los servicios de interrupción voluntaria del embarazo. Se ha calculado, a través de Naciones Unidas, que después de la pandemia habrá alrededor de siete millones de embarazos no planeados, los cuales requieren atención”.

EPS reportan 5 millones de consultas virtuales

En términos generales, la falta de consulta puede generar efectos muy graves a nivel poblacional, tanto para enfermedades nuevas como para tratamientos en curso, según José Oñate, el presidente de la Asociación Colombiana de Infectología.

“Es clave el autoreporte y que podamos, de una manera temprana, reportarnos para que el servicio de salud haga los ajustes correspondientes a los tratamientos de las diferentes enfermedades”, puntualizó Oñate.

Consultamos a Gustavo Morales, presidente del gremio de las diez EPS más grandes del país (ACEMI). Aseguró que aunque en efecto han bajado las consultas, también las personas han optado por otras formas de “ir” al médico.

Más en: ¿Usted sabe cuánto vale Bogotá?

“Es cierto que en medio de esta pandemia se han dejado de practicar algunos procedimientos médicos y algunas consultas médicas, eso es indudable. Pero también es cierto, pero por otro camino”, dijo.

Reveló que “a corte del viernes pasado (julio 17) y desde que empezó la pandemia, las EPS asociadas en ACEMI, que son las diez del régimen contributivo, habían prestado 663 mil atenciones a domicilio y habían prestado más de 5 millones de consultas telemáticas, es decir, teleconsultas”. 

Así las cosas, parte de la disminución en la consultas físicas obedecería al arribo de las consultas virtuales; sin embargo, las distintas asociaciones e instituciones de atención en salud coinciden que la falta de consulta médica podría convertirse en un problema silencioso que afecte a miles de colombianos en el futuro cercano.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.