Cargando contenido

La época con el mayor número de secuestros fue entre 1996 y 2002 cuyo registro fue de 19.600 casos.

Comerciante secuestrado
Archivo de RCN Radio

Una bebé de tres años, se convirtió en la víctima del primer secuestro de la historia moderna en Colombia, a principios de la década de los 30. Este fenómeno analizado por el Observatorio de Memoria y Conflicto, alcanza alrededor de 37 mil víctimas en los últimos 60 años.

De la casa de sus padres en Cali, un hombre se llevó a Elisa Eder con rumbo desconocido, ejecutando así el primer caso de secuestro documentado en Colombia. Era el 13 de enero de 1933 y como lo narra Alejandro Eder ex alto consejero para la Reintegración, el hecho se convirtió en el primer momento de dolor para su familia y la de su abuelo, uno de los empresarios del azúcar más importantes del país, pues “ella apenas tenía tres años y estuvo secuestrada por unas horas”.

Los secuestros en la historia moderna de Colombia no aparecieron con el conflicto armado sino justamente antes de la formación de los actores armados ilegales, cuando la violencia insurgente reemplazó a la violencia bipartidista y a la presencia de bandoleros que no aceptaron el pacto del Frente Nacional. Le puede interesar: Catatumbo: todos los actores del conflicto y un solo territorio

La primera oleada de secuestros en Colombia aparece entre 1960 y 1965 cuando se presentaron 185 casos. Es al final de esa época, cuando, de acuerdo con Andrés Suárez, coordinador del Observatorio de Memoria y Conflicto, se documentan dos de los secuestros más emblemáticos, “se trata del secuestro del ganadero huilense, propietario de una de las haciendas más grandes del país, que era Larandia en Caquetá, Oliverio Lara Borrero y del industrial y empresario vallecaucano Harold Eder”. Le puede interesar: La violencia en Tumaco: una guerra “importada” desde el Putumayo

Alejandro Eder, destaca que el secuestro de su abuelo “fue algo planeado porque quisieron secuestrar a alguien que fuera conocido en el país para generar un impacto en la opinión pública”, destaca el ex funcionario tras señalar que su familia, se convirtió en la víctima del mismo flagelo que alcanzó a registrar alrededor de 31 mil casos en 60 años. Le puede interesar: De la violencia bipartidista al conflicto armado, historia de las masacres en Colombia

El M19 y las demás guerrillas

Entre 1968 y 1972 se incrementan nuevamente los secuestros llegando a reportarse 145 casos.En esta época cobra protagonismo la guerrilla del ELN que mantuvo en su poder a ganaderos, terratenientes y hacendados en zonas rurales.

Entre 1977 y 1980 se presentaron 153 secuestros, convirtiendo a este delito en una práctica casi regular en el país. Al final de este periodo, el M19 que había obtenido repercusión mediática con el secuestro y posterior asesinato del sindicalista José Raquel Mercado en 1976, apareció con uno de los hechos con mayor espectacularidad y despliegue de su accionar.

“La toma de la embajada de la República Dominicana en 1980 es uno de los golpes de mano más fuertes mediáticos que da el M19 porque involucró representación diplomática y porque llega a estar entre los secuestrados el embajador de Estados Unidos”, agrega el coordinador del observatorio de Memoria y Conflicto.  

A partir de 1981 y hasta 1991 se presentó un desbordamiento del secuestro y en total se presentaron 3.755 casos. En mayo de 1988 es secuestrado por el M19 Álvaro Gómez Hurtado, en un hecho que para muchos significó el inicio de las negociaciones que terminaron con la desmovilización de esta guerrilla en el gobierno de Virgilio Barco.

Secuestros indiscriminados y masivos

La época en la que el secuestro se convirtió en una de las acciones delincuenciales con mayor afectación para la realidad nacional, se vivió entre 1996 y 2002. Un total de 19.615 casos se presentaron en un hecho que cambió la dinámica de este delito pues ya no era selectivo. En esos años, las carreteras del país y otros escenarios, se convirtieron en las sedes de las denominadas pescas milagrosas.

“Aquí están los secuestros masivos como los de La María, el secuestro del Focker de Avianca, el secuestro del edificio de Miraflores en Neiva en donde secuestran a los familiares del congresista Jaime Lozada, el secuestro de la Ciénaga de El Torno en Barranquilla”, indica Andrés Suárez.

Candidatos a alcaldías y concejos, dirigentes políticos, militares y policías fueron secuestrados en medio de acciones militares de gran envergadura. Claudia Llano, asesora en temas de Derechos Humanos y seguridad, destaca que en esa época “las Farc tuvo de manera simultánea militares, policías, también tuvo a un grupo de parapentistas en el Tolima, creo que alcanzó a tener más de 500 personas secuestradas simultáneamente”.

Las liberaciones de secuestrados a partir de 2003, se hizo a cuenta gotas en medio de la búsqueda de reconocimiento de estatus de beligerancia por parte de la guerrilla. A partir de 2012 y hasta 2017 se presentaron 1260 secuestros, una disminución representada por la renuncia a esta práctica por parte de las Farc y convirtiendo al ELN en el principal protagonista de este flagelo. 

Audio

Secuestros en la historia reciente de Colombia

0:27 5:25
Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido