Cargando contenido

En Colombia hay 545 mil personas sordas que, al igual que el resto de habitantes, deben usar este elemento de autoprotección.

lenguaje de señas
Cortesía: INSOR

En un video de casi dos minutos Genis González, estudiante de séptimo semestre de la Universidad del Magdalena, explicó las razones por las que actualmente el uso generalizado de tapabocas se ha convertido en un obstáculo para comunicarse.

Es una persona sorda. El video lo hizo haciendo uso de su lengua, la lengua de señas colombiana. A través de un intérprete conocimos lo que dijo: “Cuando vemos a alguien que usa tapabocas no entendemos la información”.

Especificó que la lengua de señas es viso – gestual, por lo que es de suma importancia “observar la gesticulación de la persona que hace la seña”.

De interésEl SOS que enviaron propietarios de moteles

Los gestos en la lengua de señas

El intérprete es Joel Martelo, quién desde hace más de diez años trabaja con personas sordas. Él explica la importancia de los movimientos del rostro cuando se trata de la lengua de señas: "Gran parte de la información que nosotros transmitimos es a través de nuestros gestos”.

Audio

[AUDIO] Tapabocas, otra barrera comunicativa para personas sordas

0:27 5:25

Agregó que existen señas que implican que el intérprete infle el cachete en cierto momento, que abra la boca de cierta manera en particular.

“Uno hace la seña de asombro y uno abre un poco la boca; entonces, si yo tengo mi boca tapada y hago con mis manos esa seña no le voy a imprimir el mismo sentimiento que si me ven haciéndolo con los gestos”, indicó.

Genis y su comunicación en el trabajo

Genis trabaja en una farmacia. A través del intérprete y con un nuevo video, explica que tareas como solicitar la cuenta en el supermercado, comunicarse con compañeros de trabajo para ellos pueden ser un poco más difíciles cuando se usan los tapabocas.

Mi trabajo es organizar las fórmulas, tenerlas listas para entregar”, dijo. Manifestó además que cuando no había pandemia la comunicación con sus compañeros era normal; sin embargo, cuando se empezaron a usar los tapabocas por causa del COVID-19 todo resultó complicado.

Más enLa travesía del carabinero García para salvar a "India", su compañera canina

“A tal punto que cuando mis compañeros necesitan comunicarse conmigo, me tocan el hombro, yo volteo y ellos se bajan sus tapabocas para poder hablarme, y yo entiendo, porque leo un poco los labios, de no ser así, la comunicación sería imposible”, precisó.

En Colombia hay 545 mil personas sordas. De estas, 270 mil utilizan la lengua de señas, como lengua materna. Natalia Martínez, directora general del Instituto Nacional para Sordos, manifestó que son muchas las barreras comunicativas que existen para esta población, y la pandemia ha sumado una más.

Enfatizó que la barrera más reciente está asociada a la utilización de tapabocas. “En la medida que tapemos la mitad de la cara, estamos restringiendo parte de la comunicación en lengua de señas”.

¿Qué hacer?

Natalia Martínez aseguró que una forma de solucionar esta dificultad, es a través de la utilización de caretas transparentes que no restrinjan la visual de la cara y/o a través de la comunicación escrita sencilla para suplir las necesidades de las personas sordas.

Ya en algunos países se han diseñado tapabocas de tal forma que los labios puedan verse, lo han hecho pensando de manera específica en esta población.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido