Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Panal de abejas
Panal de abejas
Inimage

El departamento del Quindío está en alerta por los constantes casos de mortandad de abejas, según parece, producto del uso indiscriminado de agroquímicos, entre ellos, el fipronil, una molécula que está siendo utilizada por algunos agricultores, que no solo matando a las abejas, sino a otros polinizadores.

Esta problemática la tiene muy clara el presidente de la Asociación Colombiana de Productores y Protectores de las Abejas, Faber Sabogal, quien reportó la última afectación de 12 colmenas, tipo yumbo, ubicadas en zona rural del municipio de Montenegro, donde cada una contenía entre 70000 u 80000 abejas, es decir, que en este caso el número de abejas muertas puede llegar al millón.

“Esta mortandad de abejas se une a las que se han presentando en otros municipios, como Quimbaya, Génova, Córdoba y Calarcá, donde unas 200 colmenas han resultado afectadas”, advirtió Faber Sabogal.

Le puede interesarUnas 200 colmenas de abejas, afectadas por uso de agroquímicos en el Quindío

"Quindío es un territorio en crisis ambiental”, sostuvo el representante de la fundación ecológica Cosmos, Néstor Ocampo, quien manifestó que esto se está evidenciando cada vez más con los casos frecuentes de abejas que aparecen muertas, según parece, por aplicación de agroquímicos que tienen restricción para su uso o se utilizan de manera discriminada.

Ante este panorama, el gerente del Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) seccional Quindío, Jorge Hernán García, anunció la implementación de las 'zonas buffer' en los apiarios del departamento, las cuales permitirán tener un área de amortiguación y control de aproximadamente 2 kilómetros a la redonda, para prevenir el envenenamiento de las abejas. 

Explicó que “esta es una estrategia que se está utilizando en los cultivos de aguacate, como parte del proceso de admisibilidad para enviar la fruta hacia otros países, los cuales exigen requisitos fitosanitarios de alto nivel”.

Lea tambiénGatos y perros vulnerables de Pereira ahora tendrán 'Sisbén'

Ante la mortandad de abejas, no solo en el Quindío sino en varias regiones del país, el presidente de la Comisión Quinta de la Cámara de Representantes, Luciano Grisales, viene pidiendo al Senado de la República debatir en plenaria el proyecto de ley que busca crear mecanismos para la defensa de los polinizadores y el fomento de la cría de estos animales.

El congresistas quindiano, Luciano Grisales, lanzó una voz de alerta al Gobierno Nacional y al Instituto Colombiano Agropecuario (ICA), para que se centre la atención en el conflicto que se está generando entre agricultores y apicultores, además de lo que significa que sigan apareciendo casos de envenenamiento de abejas en varias regiones de Colombia

“Este proyecto ya pasó el primer debate de cuatro y se espera que en el Senado se encuentren agricultores, apicultores y congresistas, para que se pueda llegar a un feliz término y los polinizadores sean protegidos”, indicó el congresista.

Le puede interesar: Una multitudinaria fiesta organizaron los indígenas de la minga en coliseo de Cali

Solo en dos meses en el Quindío han muerto unas 200 colmenas, es decir, por lo menos unas 14 millones de abejas, en condiciones que aún se están investigando.

En el Quindío, las abejas siguen muriendo y las estrategias hasta ahora no han servido. Hoy los apicultores esperan que las acciones para enfrentar este apicidio no lleguen demasiado tarde.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.