Cargando contenido

Muchos dicen que Colombia es un país hecho de radio, un medio que genera simpatías entre las personas a quienes les preguntamos por él.

Radio
Radio

Para Patricia, la radio es sinónimo de cercanía. En el transcurso de su vida ha sido como un familiar más que la ha acompañado desde pequeña.

Lo primero que escuchaba en la mañana era a mi papá prender la radio muy temprano para escuchar las noticias del día. Y ya en la tarde, cuando venía una persona que hacía los oficios en casa, ella ponía algo como novelas y cosas que daban en el radio”, recordó.

Si usted le pregunta a gente entre los 30 y los 50 años, casi todos recuerdan allá en el fondo de su niñez a un hombre que sonaba en la radio descrito como “caballero con los hombres, galante con las mujeres, tierno con los niños, implacable con los malvados… Así es Kalimán, el Hombre Increíble”.

Le puede interesarPropóleo colombiano, con potencial contra tumores

Ese héroe de cara inventada y con un turbante dejó una huella en el oído de muchas personas, incluyendo a Luis Fernando y a al menos una de sus vecinas, que confundía la ficción con la realidad.

Recordó que “había una viejita allá en el pueblo que escuchaba mucho estas radionovelas y en uno de los capítulos, un viernes, cuando Solín quedó atrapado. La viejita soltó el llanto y dijo ‘Kalimán aguanta, pero el pobre Solín, de aquí hasta el lunes, a ese niño se lo comen las arañas’”.

Audio

[AUDIO] Informe: Esa radio viva y llena de recuerdos

0:27 5:25

La radio, como las cosas vivas, tiende a evolucionar. Jackson dirige un proyecto de podcast pero, aunque los tiempos y las tecnologías cambian, la radio siempre ha sido parte de su vida acompañándolo incluso en el cuartel.

“Por supuesto, era la compañía de la radio. Me recuerdo en la carrilera del tren pasando la (carrera) 50 todas las noches la recorríamos para arriba y para abajo y Radio Recuerdos era una compañía inigualable, porque en el origen de uno también hay mucha ranchera, mucha música colombiana… mucha música”, dijo Jackson.

Lea tambiénDescubren huellas de gigantesco cráter de meteorito en territorio colombiano

El profesor Guillermo Patiño es otro enamorado de esa caja de imaginación que ahora se presenta como un teléfono celular, un minicomponente o un computador.

La radio tiene magia. Podría decir la radio tiene el verbo, tiene la palabra, tiene la ‘conversa’. Además la radio tiene la cercanía, nos acerca en la casa, en el barrio, en la vereda, en el pueblo”, dijo con convencimiento.

Al igual que con los libros o los periódicos hay quienes creen que la radio es una especie en vías de extinción. Lo cierto es que en las calles sigue más viva que nunca, acompañando a la gente en el bus, en el taxi, mientras le lustran los zapatos, cuando entra a la tienda, susurrándole las noticias, entreteniéndola o cantándole sus canciones.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido