Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Asociación de Mujeres Productoras de Paz del Caquetá
Asmupropaz es una asociación de mujeres y hombres campesinos, víctimas del conflicto, también en proceso de reincoporación, que producen esencias y aceites a partir de plantas aromáticas y medicinal del Caquetá, como proyecto productivo para la construcción de paz en el territorio, de la creación de una comunidad de cuidado y de sostenibilidad económica de la región.
Cortesía Asmupropaz

Betsy Ruiz lidera en el Caquetá la Asociación de Mujeres Productoras de Esencias de Paz (Asmupropaz). Es una mujer de 41 años en proceso de reincorporación de hace cuatro y se ha puesto en la tarea de construir, junto a mujeres y hombres del municipio de La Montañita, en su mayoría excombatientes y cabezas de hogar, una comunidad de cuidado a través del descubrimiento, el aprovechamiento, el cultivo y la producción de plantas aromáticas, medicinales y ancestrales de sus tierras.  

“Como mujeres hemos estado muy comprometidas con la reincorporación social, política y económica en el territorio, de cara a que realmente el acuerdo de paz llegue a los territorios y lo he hecho a través de cooperativas para el buen vivir y la paz del Caquetá con las que buscamos incentivar, implementar y fomentar la autonomía sostenible, alimentaria y ambiental" de los territorios. 

Lea aquí: 'Pipe Q-ida', el joven 'Ecotuber' del Guaviare que forma guardianes para proteger parque Chiribiquete

Asmupropaz funciona desde hace poco más de un año y fue creada entre cinco veredas del municipio. Son 37 mujeres y cinco hombres que están en reincorporación, otros víctimas, todos cabezas de hogar, y el objetivo es transformar y comercializar productos a base de plantas aromáticas y medicinales. 

Audio

[AUDIO] Betsy Ruiz, campesina en proceso de reincorporación que produce esencias con plantas del Caquetá

0:27 5:25

"Somos visionarios y soñamos con que a 2030 Asmupropaz sea una organización reconocida a nivel local, regional, nacional, por el liderazgo de las mujeres apoyando en la construcción de paz". Pero también cuenta Betsy que sueña con "llegar a poder mostrar productos y terminar incluso en una línea de belleza, todo orientado a la salud comunitaria" con las plantas de la región. 

Salud comunitaria y empoderamiento

El proyecto productivo de Asmupropaz va mas allá de la elaboración de aceites y esencias de origen natural a partir de plantas cultivadas y transformadas en la Amazonía colombiana.

La promoción del cuidado, el bienestar y la salud comunitaria, y "el empoderamiento económico de las mujeres y hombres asociadas, conservando los saberes tradicionales y promoviendo el buen uso de las plantas medicinales y aromáticas" es lo que trasciende. 

"Son mujeres y hombres empoderados por la paz que han creado una red de salud comunitaria que en este momento ayuda con temas covid y con prevención y promoción de la salud. Hemos formado y delegado a dos líderes de salud comunitaria en cada una de las cinco veredas", que funcionan como vínculo entre la comunidad y las instituciones de salud. 

Esto ha implicado promover la educación y vigilancia comunitaria en temas de salud como derechos sexuales y reproductivos, salud mental, medidas de prevención de la covid-19 y otras enfermedades tropicales. 

Le puede interesar: Limón contra la coca: campesinos de Nariño sustituyen cultivos ilícitos y logran exportación

“Realmente soy una mujer convencida de que la lucha por los derechos de las mujeres, sexuales y reproductivos nos permiten ayudar a transformar y a que otras conozcan sus derechos en las partes más remotas de la ruralidad caqueteña", asegura Betsy. 

Y no se queda atrás la sostenibilidad económica de la región, una de las más afectadas por la guerra. "Nuestro objetivo es impulsar toda la cadena productiva, la siembra, cultivos, y producción de aceites esenciales, que nos de un buen vivir de las familias, que haya sostenibilidad". 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.