Presidentes de Cuba, Raúl Castro y EE.UU. Barack Obama / Foto AFP

Estados Unidos y Cuba volverán a tener embajadas en sus respectivos territorios a partir del 20 de julio, después de medio siglo.   Cuba abrirá su embajada en EE.UU. el próximo 20 de julio, con una ceremonia en la sede diplomática de la isla en Washington que estará presidida por el ministro de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez, según una declaración del Gobierno de Raúl Castro divulgada por la televisión estatal.   En la carta, recibida por el vicecanciller Marcelino Medina, Obama "confirma la decisión de restablecer las relaciones diplomáticas entre los dos países y abrir misiones diplomáticas permanentes en las respectivas capitales, a partir del 20 de julio de 2015", dijo la cancillería en su sitio web.   DeLaurentis entregó la carta al vicecanciller cubano, Marcelino Medina, pasadas las 09:00 locales en un breve acto protocolar en un salón del Ministerio de Relaciones Exteriores, engalanado inusualmente con las banderas cubana y estadounidense.   En el breve acto estaban presentes algunos asesores de DeLaurentis y Medina, entre ellas la diplomática cubana Josefina Vidal, que ha representado a la isla en las negociaciones con Washington para el restablecimiento de lazos diplomáticos y la reapertura de las embajadas, tras medio siglo.   Ninguno de los funcionarios formuló declaraciones a la prensa.   La cancillería cubana había informado el martes que se trataba de una carta de Obama para Raúl Castro.   Obama anunciará este miércoles a las 11:00 de Washington el restablecimiento de las relaciones diplomáticas con Cuba, rotas hace 54 años, lo que constituirá uno de los gestos más importantes de su mandato en política exterior.   El anuncio, que incluirá la reapertura de embajadas en los dos países, era esperado desde que Washington retirara a fines de mayo a La Habana de la lista negra de Estados que apoyan al terrorismo.   Obama y Raúl Castro anunciaron el pasado 17 de diciembre un histórico proceso de acercamiento, que fue saludado por el mundo entero.   Cuba y EE.UU. anunciarán hoy la reapertura de embajadas   Estados Unidos y Cuba anunciarán hoy que han llegado a un acuerdo para restablecer sus relaciones diplomáticas y abrir embajadas en sus respectivas capitales, después de más de seis meses de negociaciones.   El presidente de EE.UU., Barack Obama, y el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, hablarán sobre el anuncio "mañana por la mañana", según dijo a periodistas un funcionario de la Casa Blanca, que pidió el anonimato.   "Anunciaremos formalmente mañana que Estados Unidos y Cuba han llegado a un acuerdo para restablecer sus relaciones diplomáticas formales y abrir embajadas en las respectivas capitales", señaló el funcionario.   Horas después, la Casa Blanca publicó la agenda oficial de Obama, en la que se reveló que el anuncio sobre Cuba será a las 11.00 hora local en la Rosaleda de la residencia presidencial, un acto abierto a la prensa en el que también estará presente el vicepresidente, Joseph Biden.   El anuncio se producirá más de seis meses después de que Obama y el presidente de Cuba, Raúl Castro, sorprendieran al mundo con su histórico anuncio, el pasado 17 de diciembre, de que iniciarían un proceso para restablecer las relaciones diplomáticas, rotas en 1961.   Desde entonces, ha habido cuatro rondas formales de negociación, dos en La Habana y dos en Washington, para concretar la apertura de las embajadas en las respectivas capitales, que se erigirán en los edificios que ahora ocupan las secciones de intereses de ambos países.   La apertura de embajadas cerrará la fase del restablecimiento de las relaciones diplomáticas, pero no la total normalización, ya que para eso es necesario, según La Habana, el levantamiento del embargo económico impuesto a la isla en 1962 y la devolución de los terrenos que ocupa la Base Naval de Guantánamo, temas difíciles de resolver.   La última ronda de negociación, celebrada en mayo en Washington, culminó con el mensaje de que la apertura de las sedes diplomáticas estaba cerca, una idea que se reforzó el día 29 de ese mes, cuando se oficializó la salida de Cuba de la lista de países patrocinadores del terrorismo que elabora el Departamento de Estado de EE.UU.   El funcionario de la Casa Blanca no precisó hoy si ya hay una fecha para la reapertura de las embajadas, una ceremonia para la que se espera que Kerry visite La Habana.   Ese viaje, que marcaría el de más alto rango de un funcionario estadounidense a Cuba en más de medio siglo, podría no ser inminente, dado que el jefe de la diplomacia de EE.UU. se encuentra en Viena para las negociaciones nucleares con Irán y el plazo para alcanzar un acuerdo en ese tema se aplazó hoy hasta el 7 de julio.   Nada más conocerse el anuncio de hoy, la congresista republicana por Florida Ileana Ros-Lehtinen, una de las más beligerantes sobre esta cuestión, aseguró que la reapertura de embajadas "no brinda ningún beneficio al pueblo cubano y es sólo otro intento trivial del presidente Obama para conseguir un legado."   "No había duda que la administración Obama buscaría cumplir su meta de abrir una embajada en Cuba, a pesar de la triste realidad en la isla", indicó Ros-Lehtinen, quien consideró un "fracaso" del departamento de Estado "no condenar el incremento de la represión" en la isla.   Seis meses de negociaciones   Después de más de medio siglo de ruptura, los dos países sorprendieron al mundo el pasado 17 de diciembre al anunciar en las dos capitales el inicio de un proceso de negociación para restablecer relaciones diplomáticas y reabrir las embajadas.   La normativa vigente determina que el gobierno estadounidense debe notificar al Congreso su decisión de abrir una embajada o cambiar el estatus de una oficina diplomática con por lo menos 15 días de anticipación.   Esto significa que la reapertura formal de las embajadas sólo podrá ocurrir en cualquier momento después de pasado el plazo de 15 días.   Esa notificación "no indicará necesariamente que abriremos embajadas en exactamente 15 días, sino que vamos a abrir una embajada. No representará una fecha exacta", dijo recientemente a la prensa una alta fuente del Departamento de Estado.   Cubanos y estadounidenses realizaron varias reuniones de alto nivel, alternadamente en La Habana y Washington, para despejar el camino y lograr acuerdos básicos que permitan cambiar el carácter de las Secciones de Intereses y transformarlas en embajadas plenas.   Hace dos semanas, la oficina cubana en Washington exhibía un nuevo mástil en su patio delantero, en preparación para la instalación de la bandera cuando las relaciones diplomáticas sean restablecidas.   Este martes, la presidente de Brasil, Dilma Rousseff, felicitó a Obama en la Casa Blanca por el esfuerzo de acercamiento a Cuba, alegando que la iniciativa representa un momento fundamental en la política de América Latina.   Complejo proceso de acercamiento   El 3 de enero de 1961 Estados Unidos rompió unilateralmente relaciones con Cuba, pocos meses antes de un intento de invasión armada a la isla que terminó en un fracaso.   En 1977, los dos países acordaron abrir secciones de intereses en cada capital. Tanto en La Habana como en Washington, las respectivas oficinas funcionan en las sedes de las embajadas de antes de la ruptura de 1961.   Como parte del complejo proceso de acercamiento, Estados Unidos retiró en mayo pasado a Cuba de la lista de países que apoyan el terrorismo, elaborada por el Departamento de Estado, y además levantó diversas restricciones legales para viajes de estadounidenses a Cuba.   Obama y Castro mantuvieron una histórica reunión en abril en Panamá, durante la Cumbre de las Américas, para un diálogo sellado con un apretón de manos delante de una multitud de fotógrafos.   Sin embargo, la normalización plena de las relaciones diplomáticas será un proceso que podrá llevar años, ya que para ello será necesario que el Congreso estadounidense desmonte la maraña legal que conforma el embargo comercial y financiero a Cuba. Por: RCN La Radio con EFE y AFP  

Carta Obama a Raúl Castro by Diego Morales

Carta de Raúl Castro a Obama