Cargando contenido

En medio de aulas improvisadas y bajo temperaturas que superan los 32 grados, niños y docentes esperan que pronto inicien las obras.

Centro Educativo Rural La Libertad, Puerto Asís, Putumayo
Centro Educativo Rural La Libertad, Puerto Asís, Putumayo
Suministrada a RCN Radio

El 29 de diciembre de 2011, el Congreso de la República emitió la ley 1494 con la cual se conmemoraban los cien años de fundación del municipio Puerto Asís, en el departamento de Putumayo y como parte de la celebración allí se contemplaba la construcción de un complejo deportivo cubierto por un valor de 3.000 millones de pesos y también la construcción de un centro educativo rural denominado La Libertad, por un valor de $537.000.000 de pesos.  

"Autorícese al Gobierno Nacional para incorporar dentro del Presupuesto General de la Nación o impulsar a través del Sistema Nacional de Cofinanciación, las partidas presupuestales necesarias a fin de adelantar obras de utilidad pública y de interés social, en beneficio de la comunidad del municipio de Puerto Asís", dice la ley que fue firmada por el presidente de la época, Juan Manuel Santos.  

Le puede interesar: Gobierno, a responder ante el Congreso por niños que comen basura en Vichada

En ella se estipulaba la construcción de un Complejo Deportivo Cubierto por valor de 3 mil millones de pesos, obras de mantenimiento, reparación y adecuación del Parque Principal del municipio, como rampas de acceso para personas con discapacidad, cambio de pisos, reconstrucción de los muros de materas, siembra de jardín y césped, instalación de sillas en concreto, reparaciones eléctricas e instalación de una nueva iluminación, así como adecuación de la cancha múltiple y de la tarima principal, ubicadas dentro del Parque, por valor 800 millones de pesos.  

Pero también se mencionaba la construcción Infraestructura Educativa del Centro Educativo Rural La Libertad, sede rural La Libertad, por un monto de $537.995.007.

Sin embargo, ocho años después, cerca de 250 estudiantes siguen recibiendo clases en medio de condiciones indignas, ya que las obras aún no comienzan.  

Elin Rentería, rector de la institución denunció que las obras del Polideportivo y del parque sí se realizaron, "pero las aulas, no. "Queremos saber es qué pasó con los recursos, por qué ejecutaron unas obras y las otras no".  

En medio de la espera, hace dos años apareció lo que parecía ser la oportunidad de por fin tener unas aulas dignas, a través del programa 'Obras por Impuestos', sin embargo, ese proyecto tampoco inició.

"Tenemos otro proyecto pendiente con una empresa privada, que incluye la construcción de ocho aulas y tres unidades sanitarias", explicó el recto Rentería. 

Los estudiantes llevan alrededor de dos años esperando. "Hemos estado tocando puertas, pero no ha sido posible que se inicie con la obra. Lo que nos dicen es que han tenido inconvenientes con la interventoría, con el presidente del proyecto y que por las dificultades que hay este año no va a ser posible sino hasta el año entrante a principio de 2020", advirtió.  

Lea también: Gobierno afirma que no cederá ante amenazas de la empresa Mota–Engil

Ante la falta de condiciones, al rector le preocupa la calidad que el Ministerio Educación exige.  

Juan Carlos Lozano, profesor de Educación Física, reveló que la Institución "no cuenta con un polideportivo para la realización baloncesto o microfútbol. Además, las altas temperaturas, que superan los 32 grados centígrados, hacen que sea imposible trabajar con los estudiantes en esas condiciones".  

Entre tanto, Diego Caicedo, coordinador académico, señaló que "se han acondicionado unos salones de manera improvisada hechos de madera que no tiene seguridad, no tienen puertas, no tienen paredes. Además, están pegados los salones y los ruidos de un salón a otro se cruzan entre sí. Esto es antipedagógico".  

Los docentes aseguran que las malas condiciones de la institución educativa también han generado una alta deserción escolar. "Estamos en una zona marginada que además ha sido muy golpeada por el conflicto armado. Tenemos antecedentes en nuestra institución y la educación es un medio para poder salir de esta situación ya que les permite a los muchachos tener un futuro mejor", señaló Caicedo. 

Los docentes siguen tocando las puertas del Ministerio de Educación a la espera de que se le dé luz verde a la construcción del colegio La Libertad. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido