Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Abuso menores
Abuso menores
RCN radio

El abuso sexual es una de las más graves manifestaciones de violencia contra los menores de edad. El uso que de este delito se hace con fines de lucro en Colombia se ha convertido en un flagelo que, de acuerdo con Humberto Rodríguez, Coordinador del Área Prevención de Explotación Sexual Comercial de Niños, Niñas y Adolescentes de la Fundación Renacer, “está muy arraigado al comercio de drogas, entonces hoy podemos hablar que es el segundo delito más rentable, después del comercio de drogas, además de tener una asociación directa entre los dos”.

Las investigaciones que se han realizado en varias regiones del país en medio de la búsqueda de una herramienta de prevención de la explotación sexual de los menores, han dado cuenta que los escenarios en donde prevalece la actividad, son los mismos en donde hay presencia de cultivos de uso ilícito.

“En el Amazonas los cultivos están en territorio peruano y una forma de pagarles a los raspachines o quienes vigilan la hoja de coca, es abusando de los cuerpos de las niñas o los niños llevados desde Leticia, o de Tabatinga, en el Brasil, de Santa Rosa o de Puerto Nariño, tanto indígenas como no indígenas”, agrega el investigador.

Los informes recientes sobre violencia sexual en Colombia, realizados por entidades como Medicina Legal, advierten que entre 2008 y 2016 se atendieron 21385 casos anualmente con un incremento en el 2017 de un 11 por ciento. La trabajadora social Amanda Valdez, investigadora y escritora del libro Violencia contra la Infancia en Colombia, resalta que “lo que tiene de gravedad además del delito como tal, es que casi el 87 por ciento, corresponde a niños, niñas y adolescentes, como víctimas”.

El panorama advierte, para lo que va corrido de este año, que la problemática sigue formando parte de las preocupaciones de las autoridades, pues “el ICBF para el 2018, está reportando que cada día se registran 37 casos de violencia sexual contra los menores osea que equivale a más de 5600 de casos en lo que va corrido del año”, agrega Valdez.

El turismo es la principal actividad asociada a la explotación sexual de niños niñas y adolescentes, sin embargo las investigaciones concluyen que no necesariamente los principales destinos son los escenarios de los abusos pues “aunque siempre que se habla de explotación sexual se piensa que solo pasa en Cartagena, Medellín y Bogotá, corredores turísticos como Melgar – Girardot, por ejemplo, también presentan una dinámica de explotación sexual asociada al turismo y a los transportadores”, advierte Rodríguez.

Las zonas geográficas más apartadas en donde confluyen otras actividades ilegales como la minería criminal o la presencia de grupos armados organizados, también albergan la explotación sexual comercial a niños niñas y adolescentes. Lo más graves es que en estos casos las autoridades tampoco hacen mucho por evitarlo, según Humberto Rodríguez.

“Cuando hay mafias asociadas con este delito, hay muchos funcionarios públicos que temen hablar sobre el tema por amenazas contra ellos o contra sus familias e incluso a los mismos operadores turísticos que se atreven a realizar acciones de prevención contra el abuso y la explotación sexual de los menores también sufren amenazas”, puntualiza el experto.

Aunque el nivel de denuncia de casos de Explotación Sexual Comercial de Niñas, Niños y Adolescentes se ha incrementado en el país, las autoridades creen que todavía hay un porcentaje elevado de casos que no son conocidos. Organismos del Estado como el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, La Fiscalía General de la Nación, La Procuraduría y organismos no gubernamentales, han unido esfuerzos para intentar identificar las amenazas y los factores de riesgo para el abuso de menores de edad.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.