Cargando contenido

Habitantes del barrio JJ Rondón también se rehúsan abandonar sus casas, pese a que la montaña que los rodea amenaza con deslizamientos.

Deslizamientos
A posibles deslizamientos están sometidos habitantes del barrio Jota Jota Rondón de Bogotá.
RCN Radio

A pesar de las advertencias de posibles deslizamientos, familias del barrio Jota Jota Rondón de la localidad Quinta de Usme, en el sur de Bogotá, rehúsan salir y abandonar sus casas. Ni siquiera el terreno movedizo de la gran montaña que los rodea, y cuya remoción ha causado bloqueos en la vía que los comunica con cuatro veredas de la zona, los motiva a salir.

“Pues a mí la verdad sí me da miedo pero la realidad es que soy muy pobre y no tengo para donde ir”, manifestó una habitante.

Lea también: “No nos hemos ido por falta de recursos”: Habitantes de Caracolí en riesgo de deslizamiento

De acuerdo a la Defensa Civil de Bogotá son al menos 20 viviendas en riesgo, lo que corresponde a cien familias que permanecen en una zona susceptible a deslizamientos o remoción de masa.

Ellos conocen sobre las ayudas anunciadas por el Distrito y conocen también las señales de riesgo que tienen alrededor, pero se resisten a abandonar sus hogares.

“Pero para donde coge uno. Supuestamente decían que iban a dar $600.000 por un arriendo. Si uno se va de aquí se roban lo poquito que uno tiene (…) hasta los tubos del gas”, indicó otro habitante, mientras que la señora Claudia agregó: “En 32 años que llevo aquí nunca había visto esto, es la primera vez que vemos este desastre”.

Audio

[AUDIO] En Usme familias en zonas de alto riesgo se rehúsan a salir de sus viviendas.

0:27 5:25

A pesar de la permanente humedad, de las remociones presentadas y de la constante presencia de la Defensa Civil, aun hay quienes se muestran incrédulos y como si nada estuviera pasando han decidido remodelar sus viviendas. En lo alto del cerro, con pala en mano, encontramos a doña Aurora:

Puede interesarle: Ordenan evacuación de 21 familias de Soacha por riesgo de deslizamiento

Se ve que este terreno es muy firme, no creo que ocurra algo; aunque le pido a Dios que la grieta no se haga de este lado del cerro. Al comienzo nos dio demasiado susto pero decidimos seguir con la remodelación y parece que está firme el terreno”, dijo.

Ederley Torres Agudelo, coordinador de emergencias de la Defensa Civil en Bogotá, enfatizó en que el organismo “ha venido tomando medidas porque nos preocupa que avanza bastante el desprendimiento de tierra. No solo en la apertura como tal del talud sino también en la profundidad, eso significa que una gran masa de tierra puede estar cayendo sobre esas viviendas y afectando la comunidad”.

Los habitantes del barrio Jota Jota Rondón de Usme dicen que la humedad existente en la zona está impregnada en la ropa y la cama. El terreno por donde transitan es resbaloso y la alerta de peligro por deslizamiento es permanente.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido