Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Toma al Palacio de Justicia
De forma infructuosa los bomberos intentaban luchar contra las llamas.
Foto: Colprensa

El 6 de noviembre de 1985, Sandra Herrera trabajaba en un restaurante de la carrera sexta, en el centro de Bogotá, cuando un grupo de policías obligó a todos los comensales a salir y a evacuar el sitio.

Recuerda que eso fue como a la 1:00 de la tarde: "Lo primero que todos pensamos era que habían puesto una bomba en el Palacio de Justicia, porque había policías por todas partes y gente corriendo nos hicieron salir en el camino me requisaron muchas veces y finalmente me fui para la casa".

Ya en su casa y a través de la televisión y la radio, se enteró de lo que había pasado. Un grupo de guerrilleros del M-19 se había tomado el Palacio de Justicia ubicado en la plaza de Bolívar de Bogotá, el centro político de Colombia.

De interésFiscalía suspendió proceso a doce implicados en la retoma del Palacio de Justicia

"Nosotros pensábamos que al día siguiente todo iba a estar normal. En ese tiempo había muchas bombas, muchos atentados y muchas tomas pero al día siguiente llegamos al sitio y no pudimos llegar al restaurante", recuerda.

Sin embargo no se quedaron quietos y recordó que “para hacer algo ese día desde el restaurante nos pasaban el tinto y nosotros se los llevamos en termos a los militares".

Al volver a su casa se enteró del drama que a partir de ese momento, y por 35 años, tendría que vivir una de sus vecinas en un conjunto residencial del municipio de Soacha.

Allí vivían Héctor Jaime Beltrán Fuentes con su esposa Pilar Navarrete y sus cuatro hijas. A Jaime le decían de cariño Jimmy, trabajaba como mesero en la cafetería del Palacio de Justicia y no volvió a su casa.

"En el momento de su desaparición él tenía 28 años; yo tenía 20 y estábamos iniciando nuestra vida como pareja", rememora Pilar, quien asegura que a lo largo de estas más de tres décadas su lucha para encontrar la verdad sobre lo que ocurrió, no ha parado.

"Héctor Jaime desapareció junto con sus once compañeros de la cafetería y en algunos videos se ve como si él estuviera saliendo del Palacio de Justicia, como ha pasado con algunos otros de los desaparecidos", asegura.

La tragedia de Jimmy está fuertemente ligada a la de Julio César Andrade, un magistrado auxiliar, también víctima del holocausto y su familia.

Entérese aquí: Corte no reabrirá investigación contra fiscal que llamó a juicio al coronel (r) Plazas Vega

"Jimmy duró 32 años desaparecido porque, en el año 2017, fueron entregados algunos de sus restos que habían sido entregados a la familia del magistrado auxiliar Julio César Andrade", dijo Pilar.

Ella resume sus reivindicaciones en que han hecho “una lucha muy fuerte, primero para que El Estado acepte su responsabilidad, porque nuestros familiares fueron desaparecidos y torturados por los militares y segundo porque esto no quede en el olvido y no se repita".

En un comunicado las familias de las víctimas del Palacio de Justicia han criticado duramente a la Jurisdicción Especial para la Paz, por otorgar la libertad a uno de los oficiales que habría sido responsable parcialmente del holocausto del Palacio de Justicia, sin que, según ellos, hayan recibido verdad completa sobre lo que aconteció el 6 y 7 de noviembre.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.