Cargando contenido

La historia del hombre que cambió la vida de centenares de personas con tecnología a partir de materiales ordinarios.

Mouse para pies
Mouse para pies
Fundación Todos Podemos Ayudar

Felipe Betancur es un inventor que hace mucho tiempo notó la difícil situación que atraviesa la mayoría de personas en condición de discapacidad, para las cuales acceder a tecnologías de inclusión es prácticamente imposible debido a los altos costos.

“Estas tecnologías tienen que ser traídas de los Estados Unidos, las instrucciones en inglés, no hay asesorías y todas son de miles de dólares. O sea un mouse para manejar con la cabeza, para personas que deban manejarlo con la boca vale unos 15 millones de pesos y un 93% de las personas en esa condición son de escasos recursos, entonces, posiblemente casi nadie va a poder acceder a ellas”, advirtió.

Este paisa ha dedicado años enteros de su vida a comprobar con hechos que todas esas cosas se pueden hacer, por eso desarrolla tecnología con elementos domésticos para mejorarles su calidad de vida.

De allí nació el proyecto Accesibilidad Digital, Ayudas para todos y su primer invento: un mouse para personas sin manos hecho con un mouse ordinario y un cucharón de plástico.

Lea también: La preocupante carta del Procurador al Presidente sobre la situación de personas en condición de discapacidad

“Esa persona ya, con ese mouse de pie, así no sea el más hermoso del mundo, va a poder estudiar en un colegio, en una universidad, va a poder trabajar en un callcenter, pero también va a poder chismosear un Facebook o disfrutar unos videos de YouTube, entonces eso es calidad de vida”, resalta.

Audio

Escuche el informe completo

0:27 5:25

Felipe creó la Fundación Todos Podemos Ayudar, constituida por él, su papá y su hermana y saben que la discapacidad no aparece cuando alguien nace sin sus manos o las pierde en un accidente, sino cuando intenta escribir, usar un mouse, jugar o insertar una USB al computador.

Contexto: Víctimas en situación de discapacidad aportan al Plan de Desarrollo

De esa fuente de innovación nacieron elementos como una USB para personas sin manos hecha con una goma para ejercicio, un juego de twister con lenguaje braille, una correa que permite escribir sin manos, un control remoto para usar con la cabeza, un control de videojuegos en una gorra, un cortauñas para personas con una sola mano y cerca de 300 inventos más; sencillos pero capaces de cambiar vidas y que ya han cruzado fronteras.

“Nos dijeron desde Argentina, donde había un ancianato, que ya no eran capaces de soplar la velita cuando cumplían años. Imagínate qué impotencia que estés celebrando la vida si otra persona tiene que soplar sus velitas. Entonces tomé un ventilador USB que compré en 15 mil pesos y le adapté un botón grandote al que con el codo se le puede pegar y básicamente apaga las velitas, ¡y funciona!”, dijo Felipe con entusiasmo.

Sus inventos dan la vuelta al mundo con videotutoriales con los cuales cada persona puede construir sus propias herramientas.

Por estos días Felipe y su fundación lideran la Gran Donatón Digital, con la cual buscan materia prima para llevar sus inventos a más personas.

“Básicamente es decirle a la gente que nos dé su ‘basura electrónica’, es decir, si usted tiene guardado un computador viejito o que ya no prenda, un celular con la pantalla rajada, una cámara y con todo eso es que yo hago los inventos y me ahorro 20 mil o 30 mil pesos comprando un mouse o un teclado”, explicó.

Quienes quieran donar la tecnología que ya no usan, pueden comunicarse al 300 600 01 44 y así permitir que Felipe y su familia sigan inventando cosas extraordinarias de elementos ordinarios, para personas que necesitan ser más libres, convencidos de que cuando una persona con discapacidad es autosuficiente es más feliz.

Donatón Digital
Donatón Digital
Fundación Todos Podemos Ayudar
Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido