Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Protestas en Irán
Protestas en Irán.
AFP

Más allá de los comunicados y pronunciamientos oficiales de los gobiernos, miles de civiles están pendientes de lo que ocurre con sus seres queridos en medio del conflicto entre Irán y Estados Unidos. Iraníes en Colombia y colombianos en Irán nos contaron cómo pasan los días esperando que haya noticias positivas.

A doce mil kilómetros de su país, en Colombia Teymour Chegini, comerciante desde hace 17 años, sostiene qué Irán despierta un interés particular en el escenario del poder internacional porque “primero, es como un puente dentro de ese continente, es un terreno que tiene mucha importancia. Y segundo, tiene petróleo y ese petróleo que todos hablan del mundo árabe sale de allá”.

Como ha sido una constante en las últimas décadas, Irán ha sido sede de confrontaciones incluso con sus vecinos. Soheil Moftakharhosseini, al frente de un restaurante de su propiedad en el norte de Bogotá, recuerda cómo vivió cuando apenas tenía doce años una guerra con el entonces aliado de Estados Unidos.

En contextoAtaque iraní fue mesurado y muestra que Teherán no quiere guerra: analistas

Contó cómo les “enseñaban a protegerse y diferenciar, con el olor, qué clase de bomba química habían lanzado”. No olvida que llevaban “una máscara de gas en la maleta del colegio, porque Sadam Husein utilizaba utilizó bombas químicas y mató a mucha gente”.

Por esa razón cada nuevo día para los iraníes, lejos de sus seres queridos, es una constante angustia pensando en que lo peor no ocurra.

“Los misiles no seleccionan a quien matan y es una preocupación porque estás esperando que en cualquier momento manden misiles sobre su país, sobre su familia, amigos, colegas, es imposible no preocuparse. Somos 85 millones de habitantes, son mi sangre y los conozco y por eso debemos orar para que ojala no pase nada”, agrega Chegini quien además es ingeniero mecánico de la Universidad de Texas.

Audio

[AUDIO] La vida diaria de quienes no participan en el conflicto de Oriente Medio

0:27 5:25

Colombianos en oriente medio

A doce mil kilómetros de su país, muy cerca de Teherán, el colombiano Felipe Fonseca, jefe de seguridad marítima en una empresa del Oriente Medio, describe cómo desde la muerte en medio de un ataque de Estados Unidos del general Qasem Soleimani, el pasado 3 de enero, “la tensión interna en el país ha aumentado, la actitud de las personas cambió, la frecuencia en el número de rezos y oraciones en el día aumentó y hoy es evidente el estrés entre los habitantes”.

María Rivera nació en Colombia pero vivió 20 de sus 27 años en México. Y desde hace tres trabaja como Auxiliar de Vuelo en una aerolínea que cubre varias rutas en Oriente Medio. Desde que la tensión en la región aumentó para ella y sus compañeros de trabajo se extremaron.

Le puede interesarCámara de EE.UU. votará para impedir que Trump emprenda guerra contra Irán

No salimos del avión cuando vamos a Irán. Como está tan cerca de aquí, llevamos a los pasajeros y ellos salen y entran los nuevos que vienen de Irán para Dubai y así es el trabajo; es todo el día en el avión y por eso es muy difícil que algo pase”, señala Rivera.

Ana Fernanda Perdomo, nació en Bogotá, es comunicadora social y hace un poco más de un año trabaja como reportera de el Correo del Golfo, un periódico que circula en los Emiratos Árabes.

Aunque advierte que hubo momentos de preocupación por lo que pudiera ocurrir si el conflicto escalara, “luego que el presidente (Donald) Trump diera las declaraciones sobre la voluntad de Estados Unidos en frenar las hostilidades y a cambio hacer sanciones económicas a Irán, se sintió una disminución considerable en la tensión”.

Una historia de más de 7.000 años que siempre apunta a la cuna de la civilización, rodea a Irán considerado el centro del antiguo Imperio Persa y de cuyo futuro miles de personas extranjeros viviendo y trabajando en ese país o iraníes por fuera permanecen pendientes, cada nuevo día. 

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.