Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Internet de las cosas
Los estaría vendiendo por internet
Imágen referencial

Expertos en ciberseguridad descubrieron una peligrosa tendencia que podría vulnerar la intimidad de las personas. Ciberdelincuentes están hackeando los denominados 'juguetes sexuales', en un hecho que pondría en riesgo la integridad de quienes usan este tipo de elementos.

Los juguetes sexuales no se incorporaron a la intimidad de las personas recientemente. La psicóloga Erika Pinzón Benavides, máster en salud sexual y sexología clínica y directora del Instituto Ser, advierte que “hay una gran variedad de juguetes sexuales hoy en día que tienen temperatura, movimiento, que son ahora con materiales quirúrgicos, que no causan daño y que hacen parte de esas dinámicas de placer, de ese derecho humano al placer y al derecho a la privacidad y la vivencia libre de la sexualidad”.

Pero el "Internet de las cosas", representado en cualquier elemento que se conecte a la red mundial de datos, es también un reto para la ciberseguridad.  Muchos de estos dispositivos son vulnerables y en múltiples ocasiones, en lo que se conoce como el acceso indebido a los sistemas informáticos, han sido objeto de ataques cibernéticos computadores, teléfonos inteligentes, televisores y tabletas, entre otros.

Le puede interesar¿Cómo son las 'bodegas' detrás de las tendencias en redes en Colombia?

Cecilia Pastorino, investigadora de ciberseguridad de Eset en Latinoamérica, revela que han encontrado una tendencia con la que también los juguetes sexuales son vulnerados por hackers.

Las investigaciones se dieron cuenta que al utilizar aplicaciones para el manejo de los juguetes sexuales y, una vez conectados con el dispositivo que puede ser un celular, en el ciberespacio también se convierten en un objetivo para cibercriminales.

“En este caso el atacante podría infectar el dispositivo con un código malicioso, hacerlo vibrar a velocidades más altas de lo que debería hacerlo o, incluso, sobrecalentarlo y causarle algún tipo de lesión al cuerpo de la persona”, cuenta Pastorino.

Conocer el hábito de uso de un juguete sexual, incluso la ubicación en donde está siendo utilizado y para ir más allá si la aplicación pide datos personales, podría vulnerar la intimidad y el anonimato del usuario.

Pero, agrega Pastorino, “¿Qué pasa si el atacante toma control del juguete sin el consentimiento del usuario? ¿Es violación? ¿No es violación? Entonces son varias cuestiones que tienen que ver principalmente con el hecho de tomar control del dispositivo de manera ilegítima o ilegal”.

Audio

[AUDIO] Hackers y el internet de las cosas

0:27 5:25

Legislación sobre ciberdelitos en Colombia

Camilo Albarrán, abogado de la Universidad Externado de Colombia y miembro del bufete Calec Abogados, señala que aunque es muy difícil llevar a juicio por delitos como acceso carnal abusivo a un hacker que manipule un juguete sexual en contra de la voluntad del usuario de este elemento, sí se podría establecer un tipo de conducta delictiva.

“Eventualmente podríamos hablar de algún tipo de delito informático como acceso abusivo a un sistema informático o algunos que contempla el Código Penal Colombiano a partir del artículo 269”, sostiene Albarrán.

Lea tambiénCinco consejos para evitar que hackeen su correo

Aunque aún hay más incertidumbres que certezas, tratados internacionales como el Convenio de Budapest en donde se orienta una política en contra del cibercrimen, podrían establecer la posibilidad de una protección legal para quienes, sus dispositivos, como juguetes sexuales, sean vulnerados por hackers.

Por el momento las recomendaciones están relacionadas con el conocimiento sobre las garantías de seguridad que ofrecen estos elementos para los usuarios.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.