Cargando contenido

La primera vez que se habló de esa vía fue en un documento de 1961 denominado Plan Vial Piloto del Distrito Especial.

Avenida Longitudinal de Occidente
La ALO se planeó desde 1961
Javier Jules. RCN Radio

La Avenida Longitudinal de Occidente, conocida como la ALO, surgió como proyecto de vía alterna para descongestionar a la ciudad de Bogotá, en los años 60. Medio siglo después y a pesar de estar en los planes de campaña y de gobierno de quienes han llegado a la alcaldía de la capital, aun no supera las fases de estudio y diseños.

En diciembre de 2016 fue publicado por la Alcaldía de Bogotá un video sobre lo que sería la Avenida Longitudinal de Occidente.  En la animación, hecha en computador, se mostraba el plan de la administración distrital sobre una vía con cuatro carriles en los sentidos sur a norte y viceversa, dos carriles de Transmilenio, calzada peatonal y ciclo vía y un separador con vegetación. En el punto sobre el predio conocido como Gibraltar, incluso, aparece en la animación una línea aérea del metro atravesando la ALO.

Lea tambiénEn 2019 comenzará la construcción de la ALO Sur

En 2018 el propio alcalde Enrique Peñalosa, en el mismo canal de ‘Youtube’, aseguró que a finales de ese año se empezaría la construcción de la ALO entre Soacha y la calle 13 y mencionó la contratación hasta la calle 80.

Pero de lo dicho por el alcalde en 2018 y un poco más lejos de lo proyectado en el video de 2016, se encuentra la vía de la que, quienes hoy la transitan como Ancizar Murcia, tienen su propia opinión.

“Creo que es un elefante blanco, una obra que está parada ahí desde hace más de 10 años, la empezaron y nada más, tanto tiempo y la gente necesitándola”, señala el motociclista.

Le puede interesarPromesas y realidades de la Avenida Longitudinal de Occidente

Cuando se concibió la ALO en la década de los 60, se buscó ofrecer una carretera alterna para el transporte de carga por el occidente de la capital descongestionando el tránsito con una vía de 50 kilómetros que conectara los tramos Girardot – Bogotá en el sector conocido como Chusacá, por el sur, y Bogotá – Tunja en el punto denominado Torca, por el norte.

Hicimos un recorrido por 10 de los 15 kilómetros construidos hasta el momento, iniciados desde 1997 y con una vía que desde el sector de Canoas, en donde está cerrado el paso vehicular, conecta con Bosa terminando en un potrero. El lugar es usado actualmente por ciclistas y personas que tienen acceso a algunas fincas agrícolas.

Medio siglo esperando la ALO

En la construcción de la ALO ha participado la Nación, a través de Invías, y la administración distrital por intermedio del Instituto de Desarrollo Urbano (IDU).

Con respuestas enviadas por escrito, el IDU destaca que el proyecto, del cual el alcalde Peñalosa aseguró empezaría finalizando el 2018, se encuentra en una etapa de estudios de factibilidad.

“El proyecto de infraestructura de la Avenida Longitudinal de Occidente - tramo Sur, está siendo estructurado por el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) y la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI).  Actualmente el proyecto está terminando la fase de factibilidad, donde ya se recibieron las propuestasy se está analizando que alternativa se llevará a la siguiente etapa que corresponde a los estudios y diseños”, destaca la respuesta.

De acuerdo con el propio IDU, una vez termine la etapa en la que se encuentra actualmente, el proceso siguiente y en el que se concretaría los responsables del diseño y la construcción de ALO, entre otros aspectos, “duraría aproximadamente un año y la ejecución de las obras un periodo de tres a cinco años”, es decir en la próxima administración distrital.

Le puede interesarEl 2019 será un año de obras para Bogotá

Roger Carrillo, uno de los concejales de Bogotá que ha hecho seguimiento al proyecto de la ALO, tiene su propia versión sobre por qué no ha avanzado la construcción de la esperada vía. Dice que ha habido “negligencia de estas administraciones que no han sido capaces de diseñar una vía que ya tenía estos terrenos comprados y que habían sido invadidos”.

El proceso, según el IDU, avanza. En terreno, de lo construido hasta el momento ya se nota deterioro en algunos tramos y otros aún no han sido pavimentados.

“Pienso que debían aprovechar la vía pues son recursos que salieron del pueblo y no se está aprovechando y le hace falta al sur de Bogotá”, puntualizó Jhon Limas, usuario del tramo entre Canoas y Bosa.

Audio

El estado de la Avenida Longitudinal de Occidente

0:27 5:25

En 1996 se adjudicaron 2 mil millones de pesos para estudios de pre factibilidad; en 2007 se destinaron 13 mil millones de pesos para construir el tramo desde el río Bogotá hasta Bosa, pero previamente se había comprometido 169 mil millones de pesos para la compra de predios y estudios de construcción. Actualmente se estima que la obra costará alrededor de 7 billones de pesos.

Hoy el proyecto de la ALO enfrenta retos ambientales, pues su trazado pasa por varios humedales y retos administrativos pues, además de concretar la compra de predios, también debe asumir la reubicación de recicladores en Kennedy y personas que ocuparon terrenos ilegalmente.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido