Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

cbrand
Estudiantes
Estudiantes. Imagen de ilustración.
Foto: Colprensa

Óscar Sánchez, Coordinador del programa Educación Para la Paz, aseguró que las causas de la violencia escolar deben buscarse más allá de los colegios, porque aunque se consideran como entornos protectores, son influenciados por lo que ocurre fuera de ellos. 

“Siempre la escuela es un factor protector, buscar el problema en la escuela es un error, hay que entender que la escuela no puede resolver todos los problemas pero contribuye, más o menos, a mejorar la situación”, dijo el profesor.

Sánchez, quien trabajó como Secretario de Educación de Bogotá en la pasada administración aseguró que la problemática de violencia escolar tiene tres soluciones que se complementan entre sí.

La primera de ellas es la educación integral. Aseguró que está comprobado que además de las áreas básicas de la escuela, se deben incluir competencias ciudadanas y la reflexión constante sobre la vida diaria. 

“¿Eso qué quiere decir?, que tenemos que aprender matemáticas, español y ciencias, pero también capacidades ciudadanas y si se quiere socio-emocionales, ciudadanas y para el manejo de conflictos y la convivencia, esa es una dimensión, pero hay otras, por ejemplo las capacidades artísticas, creativas, el bienestar físico, todo eso se ha perdido en la educación”, describió.

En este sentido también se requiere de una formación más fuerte para los docentes, Sánchez dijo que hay un compromiso de los profesores para mejorar sus competencias en convivencia escolar.

Un segundo elemento para disminuir los índices de agresión es el acompañamiento constante a los signos de alarma, lo que implica un importante esfuerzo en los colegios. 

Puntualizó que “Es tener profesionales en las escuelas que están acompañando a los chicos y chicas en sus situaciones críticas, en sus procesos de conflicto, comprendiendo sus diferencias de desarrollo y entendiendo que es lo que pasa en sus familias y en sus contextos”

Finalmente, el especialista aseguró que los entornos escolares influyen en los colegios y aunque el colegio funcione bien, su entorno puede influir negativamente

“Es necesario entender que la represión hay que darla en las cabezas de las pandillas, de las redes del narcotráfico y no en la escuela”, dijo al respecto.

Añadió que “la estrategia que nosotros recomendamos es que la comunidad pacten acuerdos de control, que denuncie, que le diga a los compañeros que no se puede hacer y que la condición es que si el pacto no se cumple, pues entonces si la policía ya entre a hacer una labor de segundo orden, y remedial”.

Agregó que una solución que promete mejoras es generar pactos con la comunidad, para que haya un control social previo a las intervenciones policivas. 

Sánchez aseguró que la segregación es el gran problema de la educación en el país, porque en Colombia existe educación en función del estrato social de los estudiantes.
 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.