Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Coronavirus en Colombia
AFP

Se contagió durante la atención a un paciente en una sala de urgencias y tuvo que aislarse durante casi un mes para recuperarse totalmente. El primer médico de Colombia que supera el coronavirus y vuelve a atender a sus pacientes accedió a contar su historia, los padecimientos propios de la enfermedad y lo que siente al volver a los quirófanos.

Alejandro, como pide ser identificado pues admite que teme ser blanco de la estigmatización sufrida por el personal de salud, tiene 40 años y se formó en una de las especialidades médicas con más demanda en el país.

A finales de marzo y aunque solamente atendía pacientes por consulta externa, fue llamado para asistir a una persona que se debatía entre la vida y la muerte en la sala de urgencias de la clínica en la que trabaja.

Le puede interesar: Organizaciones médicos preocupadas por contagios en personal de salud

Unas horas después de terminado su turno, en la madrugada, en su casa empezó a sentir “dolor de cabeza, fiebre no tan alta, dolor ocular y lo que más molestaba era el malestar general. Pero y aunque no tenía la confirmación, por lo que había leído de la enfermedad sí tenía la sospecha clínica de esta infectado”.

Sabiendo que había estado expuesto. Decidió aislarse y someterse a las pruebas necesarias con las que confirmó que en su organismo tenía COVID-19. Consultó con su infectólogo y la recomendación fue que el aislamiento debía extenderse en un rango de entre 21 a 28 días después de haber iniciado los síntomas.

Alejandro vive solo y de esa forma tuvo que enfrentar la enfermedad, a la que comparó como si estuviera recorriendo una montaña rusa. “Porque los primeros dos o tres días de los síntomas son duros y hacen que uno se sienta muy mal: falta de apetito, falta de ánimo para hacer las cosas, después uno se siente mejor y cree que lo superó, pero del quinto y al octavo día creo que fueron los peores porque volví a recaer a tener fiebre, dolor de cabeza y un malestar general terrible”.

Audio

[AUDIO] El primer médico que se recupera del coronavirus y vuelve a atender a sus pacientes

0:27 5:25

Temor y preocupación

Ser médico le facilitó ir evaluando sus síntomas, pero también aumentar un poco la ansiedad por lo que estaba viviendo. “Uno sabe de las posibles complicaciones que existen y eso genera mucha angustia y el temor porque la parte pulmonar falle y deba consultar por urgencias”, asegura.

En los peores días, como él mismo lo define, el apoyo familiar fue la piedra angular de su recuperación. Las voces de sus seres queridos aumentaban en parte el ánimo con el que logró superar el virus.

Una comunicación casi dos veces al día con ellos mantenía la fuerza espiritual que necesitaba, aunque también notaba que estaban “bastante preocupados por la situación, pero ellos sabían también que yo me controlaba bien los síntomas y ese aspecto los tranquilizaba también un poco”.

Lea tambiénRechazo a decreto que obliga a personal médico a estar disponible por coronavirus

Ser útil y servir a los demás

El primer indicio de la superación de la enfermedad es la ausencia de los síntomas. Cuando pasaron varios días sintiéndose mejor, nuevamente al médico le hicieron una prueba que ratificó que su cuerpo había superado el coronavirus.

Terminó el periodo de cuarentena y, asegura, volvió a ejercer lo que más le apasiona y lo que en su momento era la mayor preocupación, pues “sentirse útil es supremamente importante para uno como médico y por eso volver a trabajar fue para mí, muy importante”.

Dice que está seguro que con la pandemia la humanidad vivirá aún un largo tiempo. Revela que le preocupa lo que padece el personal de salud en otras regiones de Colombia, en donde no tienen acceso a las medidas de protección.

Antes de despedirse, pues lo requieren en otra sala de atención, dice que sabe de los riesgos que corre, pero también confirma que el sacrificio por los demás, es lo que aceptó cuando decidió ser médico.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.