Janet Hilarión asegura que recibe felicitaciones de otras mujeres por guiar un vehículo cuyo peso supera las 40 toneladas.

Janet Hilarión, conductora de TransMilenio
Si es usuario de TransMilenio, es posible que a su destino en algún momento lo haya llevado sin darse cuenta Janet Hilarión.
Foto: RCN Radio

Se encarga de llevar a decenas de miles de personas a lo largo y ancho de Bogotá. Janet Hilarión tiene la misión de conducir uno de los grandes articulados de TransMilenio que se mueven por la capital colombiana. Asegura que recibe felicitaciones de otras mujeres por guiar un vehículo cuyo peso supera las 40 toneladas.

Si es usuario de TransMilenio, es posible que a su destino en algún momento lo haya llevado sin darse cuenta Janet Hilarión.

“Se cree que los hombres son los únicos que pueden manejar o conducir, entonces pues ya ve que no, las mujeres también podemos”, señala la mujer de 26 años.

Janet dice que le debe a su hermano el haber aprendido a conducir y a su valor el tener en sus manos y en sus pies, el manejo de un vehículo biarticulado, con una capacidad hasta para 250 personas. Revela que a pesar de sentir temor inicial por manejar un vehículo de grandes proporciones “tú te sientas y lo que uno si tiene que tener en cuenta es la amplitud del carro y manejar los espacios y los espejos”.

De oriente a occidente o de norte a sur, Janet al conducir, no se escapa de los comentarios de los pasajeros. No niega que algunos le sacan una sonrisa pues “a veces se sientan mujeres y me felicitan por el gremio que es muy bueno que una mujer manejando, hay hombres que dicen una dama manejando y que chévere, pero hay unos que dicen uy una vieja, no que mal, pero uno no le pone cuidado a esos comentarios”.

Dice que su familia y ella misma se sienten orgullosos de la labor que desempeña pues entiende la importancia del transporte para una ciudad como Bogotá.  Para ella es un reto cumplido.

“Yo al principio pensé que no iba a poder manejar unos carros tan grandes, a mi me daba miedo manejar un busetón, pero desde que uno le ponga las ganas, uno puede hacer las cosas”, puntualiza la mujer.

Janet Hilarion, conductora de TransMilenio y con capacidad para conducir tractomulas, así se presenta esta mujer ejemplar que recorre Bogotá, con el orgullo de saber que da lo mejor para servir a los demás.

 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido