Cargando contenido

La MOE advirtió que maquinarias políticas podrían "capturar" las curules correspondientes a comunidades afrodescendientes.

Congreso de la República
Congreso de la República de Colombia.
Foto: Archivo Colprensa

Tras los escándalos ocurridos en años pasados con la Circunscripción Afrodescendiente a la cámara de Representantes la Misión de Observación Electoral advirtió su preocupación por que estas dos curules puedan ser capturadas por personas que no representan a las comunidades.

Cifras entregadas por esta organización, muestran que el aumento geométrico en el número de votantes desde 2006, la concentración de votos en maquinarias políticas y la gran cantidad de listas para apenas dos lugares en el congreso deben ser vigilados de cerca. 

En el 2006 las dos curules Afro se ganaron con 7 mil 751 votos (Alianza Social Afrocolombiana) y 6 mil 849 votos (AFROUNINCCA). Ese volumen de votos es pequeño para una curul en el Congreso.

Sin embargo en las elecciones de 2010 la cifra pasó a los 51 mil votos para la primera curul (AFROVIDES) y 31 mil votos para la segunda (Movimiento Popular Unido)

Para el 2014 hubo una votación similar a 2010 con 51 mil 160 votos para Funeco y 19 mil 987 para MIO.

La Directora de la MOE, Alejandra Barrios aseguró que hay que ponerle el ojo a nuevos movimientos sociales detrás de los cuales estarían los nombres claves de esta polémica, como Yahir Acuña.

“En el 2010 aparece por primera vez el nombre de Yahir Acuña, el que saca la mayor votación es él a través de una organización que se llama AFROVIDES, posteriormente esta organización adopta el nombre de FUNECO en las elecciones de 2014 y finalmente para este proceso electoral estamos haciéndole seguimiento a la organización Todos Somos Colombia, para verificar que realmente está representando intereses de las comunidades afro”, dijo Barrios en entrevista con RCN Radio. 

En el periodo estudiado igualmente aumentaron los movimientos políticos que participaron en la circunscripción de 2006 donde se inscribieron 27 a 2010 donde participaron 67.

En 2014 hubo una reducción en el número de movimientos (29) pero para las elecciones de este año hay 42 listas con 111 candidatos.

Otro elemento que alerta a la MOE tiene que ver con cómo se acredita a un colectivo para representar a las negritudes. Tras una sentencia del Consejo Nacional Electoral es requerido que los aspirantes pertenezcan a un consejo comunitario afro, pero al parecer eso no se está cumpliendo en todas las listas que irán a las elecciones.

Aseguró que “Nosotros le estamos haciendo seguimiento a por lo menos 12 listas que fueron inscritas y que no han presentado ningún tipo de relacion con consejos comunitarios y que estamos esperando frente a la nulidad de estas inscripciones la decisión que tome el Consejo Nacional Electoral, que obviamente debería declararlas nulas si no son reconocidos por el Ministerio del Interior”.

Según algunos especialistas, una de las posibilidades de que las curules afro sean tan apetecidas sería la relación costo beneficio en materia política. 

Por ejemplo Yahir Acuña, señalado de vínculos con alias “La Gata”  y objeto de múltiples investigaciones de tipo penal y disciplinario fue elegido en 2010 con 51 mil votos, y posteriormente, en 2014 logró, tras la organización FUNECO las dos curules afro de María del Socorro Bustamante (34 mil 067 votos) y Moisés Orozco Vicuña (13 mil 249).

Como se recordará, Bustamante falleció en 2015 de causas naturales y Orozco fue asesinado en 2017.

Hoy ostentan las curules Álvaro Gustavo Rosado, quien obtuvo 3 mil 390 votos, similar a la votación con la que se elige un edil de Fontibón y Vanessa Mendoza con 547 votos, cifra con la que se elige un concejal en el municipio de La Calera.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido