Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Habitantes cruzando río para llegar a sus veredas
Habitantes cruzando río para llegar a sus veredas.
Imagen tomada de video facilitado por habitantes de veredas en el Cesar

Cada vez que llueve, el río Casacará crece y se convierte en una barrera para las comunidades rurales del municipio de Codazzi, Cesar, que deben cruzarlo para llegar a sus veredas.  

De acuerdo con Carlos Sánchez, habitante de la zona, “ese río se ha llevado bastante gente porque anteriormente había que cruzarlo a pie. Es decir, uno se montaba en la mula y tanteaba para saber si el río daba paso. Actualmente, el cable es el único medio de pasar al río y llegar a la zona urbana”.  

El cable al que se refiere está hecho de acero trenzado, lleva años allí sujeto a los troncos de dos enormes árboles que están a lado y lado del río; en ese cable se trepan hombres, mujeres, niños, ancianos. Trepan también los sacos con alimentos y otros productos que solo se encuentran en la zona urbana. Una mirada abajo y está el río con una enorme creciente.  

Le puede interesar: Las duras cifras sobre violencia contra las mujeres en Colombia

“En mi caso lo que hago es encomendarme a Dios porque si se llega a partir un lazo, el río no lo perdona”, dice Carlos. Quien reconoce además que le da pánico subirse al cable, “pero no hay otro medio para llegar al pueblo en tiempo de invierno”. 

La situación que viven habitantes de veredas de Codazzi no es nueva. Enoc Pérez tiene 55 años, y recuerda las travesías de su padre para llegar hasta la zona urbana cuando era época de lluvia.  

“Desde niño recuerdo haber cruzado ese río con mi papá, los dos íbamos montados en una mula. Y a mis hijos les ha tocado lo mismo”, comentó. 

Explicó que son varias las veredas que resultan afectadas como Iroka, Coco solo, El Once, entre otras.  

Otras regiones 

En el departamento de Córdoba las comunidades rurales viven algo similar. Alfredo Ceballos, líder en Morindó, indicó que no cuentan con puentes y que los caminos se encuentran en mal estado. “A los enfermos hay que sacarlos en hamacas, los productos hay que sacarlos en burro, pero las vías están tan malas que no queremos utilizar estos animales porque se maltratan mucho”. 

La situación de los habitantes de estas veredas de Cesar y Córdoba, son una muestra de lo que está ocurriendo en otras comunidades rurales del país.  

Iván Arteaga, destacó las vías en las que más padecen por su mal estado: Las vías terciarias que pertenecen al municipio de Santa Cruz de Lorica, entre ellas se encuentran: La vía Las Flores, El Rodeo, El Lazo, Palo de Agua. 

De igual forma, destacó “la salida de San Anterito al Rodeo; Bajo Grande Las Flores; Bajo Grande El Lazo; entre otros”. 

“Necesitamos la construcción de un puente sobre el río Sinú en la altura del corregimiento Palo de Agua”, indicó.  

Lea también: Empresa de migrantes venezolanos se fortalece en medio de la pandemia

Los expertos opinan 

Carlos Felipe Urazán, Doctor en Gestión Territorial e Infraestructuras del Transporte e investigador de la Universidad de La Salle, comentó que en Colombia cerca del 70 por ciento de la red vial de carreteras corresponde a lo que se conoce como red vial terciaria. 

“Tan solo cerca de un 6 por ciento de toda esa red vial del país se podría considerar en buenas condiciones, eso según el reporte de Invias”, precisó.  

Indicó además que “en el tema del paso por puentes peatonales nos encontramos con puntos en la geografía nacional en los que las personas atraviesan ríos, donde no tienen buenas condiciones porque todo el efecto invernal elimina esos pasos peatonales que son las maneras de conectarlos con puntos de estudios, de trabajo, de salud”.  

Por su parte, Visnu Posada, asesor de Territorios Rurales de la Universidad Ean, explicó que en el país hay al menos 140 mil kilómetros de vías terciarias, en su mayoría en mal estado.  

“Conocemos de zonas que están muy mal conectadas, más o menos el 30 por ciento de estas vías están caracterizadas en un estado malo, y otro 30 está en estado regular, y otro 30 en estado bueno, y estamos hablando de vías exclusivamente de tercer orden”, manifestó.  

Señaló también que “muchas poblaciones no pueden sacar sus productos porque las malas condiciones hacen inviable la comercialización de los productos agropecuarios”. 

El país tiene unas 34 mil veredas; el 22.9 por ciento de la población colombiana vive en zonas rurales, lo que corresponde a más de 11 millones de personas.  

Audio

Las dificultades de las comunidades rurales en tiempo de invierno

0:27 5:25
Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.