Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Sequía Urabá
Sequía afecta al Urabá y a Córdoba.
Cortesía: Luis Andrade, habitante de San Juan de Urabá.

La pérdida de playas, menos zonas de glaciares, el aumento de las lluvias, riesgos para la agricultura y oleadas de calor y frio, son las evidencias de las graves afectaciones que Colombia está experimentando como consecuencia del cambio climático.  

Si no se producen acciones para enfrentar el fenómeno, en cien años la temperatura en el país, aumentará un promedio de tres grados centígrados, poniendo en riesgo el acceso al agua.  

Pérdida progresiva del litoral  

En una playa de San Onofre en Sucre, José Gregorio Lare recuerda cómo hace 15 o 20 años jugaban “fútbol, béisbol y bolita de caucho en la playa y quedaba el paradero de las lanchas, en estos momentos no se da eso, quedan solo las lanchas y no queda espacio para jugar nada”. 

El capitán de Navío Germán Escobar, director del Centro de Investigaciones Oceanográficas e Hidrográficas del Caribe, explica que “en la última década se ha perdido línea o franja de costa importante, desde el punto de vista de playas y podemos verificar que con este incremento del nivel del mar, se afecta los litorales de los departamentos de Córdoba, Sucre, Bolívar y parte del Atlántico”.

Encuentre aquíColombia presenta al mundo nueva meta para mitigar efectos del cambio climático 

Ocho glaciares desaparecieron en Colombia 

Varios kilómetros hacia el centro del país, la escaladora Ana María Giraldo, dice que “es triste ver que cada día perdemos nuestros glaciares tropicales y se siente nostalgia el volver a la montaña y encontrar que el hielo ya no está y que ahora solo queda morrena, que es toda la parte de arena y rocas que va dejando la pérdida del glaciar”. 

Desde el siglo XIX las áreas nacionales de nieve, han descendido dramáticamente un 92%.  

Benjamín Quesada, doctor en Climatología investigador y profesor de la Universidad del Rosario, relata que “Colombia perdió, en menos de 50 años, 8 glaciares, quedan 6 que van muy mal y es posible que en las próximas décadas perdamos la mayoría de los que queden”. 

Si las condiciones continúan como están, asegura el profesor de la Universidad Javeriana Juan Diego Giraldo, doctor en Gestión de Recursos Hídricos, Colombia se quedará sin los glaciares que aún quedan. 

“La Sierra Nevada de Santa Marta, la Sierra Nevada del Cocuy o Guicán, el Volcán Nevado del Ruíz, el Volcán Nevado de Santa Isabel, el Volcán Nevado del Tolima y el Volcán Nevado del Huila, los cuales tienen actualmente coberturas de nieve de un área aproximada de 37 kilómetros cuadrados”, señala Giraldo. 

Audio

[AUDIO] Efectos del cambio climático en Colombia

0:27 5:25

En riesgo la seguridad alimentaria  

Observando sus cultivos en una zona rural de Moñitos (Córdoba), el líder campesino Silfiredo Chiquillo resalta que “en el caso del plátano que promedia un 80% de agua, su nivel de deshidratación está muy bajo, en el caso de la Yuca, los suelos están muy agrietados, las temperaturas están excesivamente fuertes, lo que ocasiona que haya más retención de calor y eso hace que la producción se dañe muy rápido”. 

El aumento de gases de efecto invernadero causante del incremento de las temperaturas también ha generado consecuencias para cultivos como maíz, yuca y plátano, fundamentales en la gastronomía nacional. 

“No solo porque está bajando los rendimientos agrícolas, sino que también está afectando el contenido nutritivo de los contenidos. Sabemos que con los aumentos de dióxido de carbono en la atmósfera, los cultivos aumentan su biomasa pero reducen su capacidad para sintetizar nutrientes”, agrega Quesada.  

Le puede interesar tambiénDeforestación en Colombia: Noruega, Reino Unido y Alemania ratifican millonaria cooperación

Especies de animales se han desplazado de sus hábitats 

El avistamiento de aves en el país, también le ha facilitado a Niky Carrera, publicista y especialista en fotografía, la posibilidad de percibir cómo se ha visto afectada la avifauna.  

Destaca que hace pocos días en Tumaco, observó un ave “que se llama Icterus galbula que es una especie que solamente se ve en la frontera con el Cauca y que no está registrada en el departamento de Nariño, la influencia del cambio climático hace que las especies se desplacen”. 

José Francisco Charry Director de Cambio Climático y Gestión del Riesgo del Ministerio del Medio Ambiente, advierte que para las especies hay “una mayor dificultad para adaptarse a esas nuevas condiciones de temperatura, derivadas de esa exacerbación de los fenómenos de variabilidad climática producto del cambio climático”. 

Lluvias y temperaturas extremas 

La misma cantidad de lluvia que se contabiliza en seis meses, en Mocoa, cayó en ocho horas entre la noche del 31 de marzo y la madrugada del primero de abril de 2017. Alrededor de 1400 personas fallecieron durante la tragedia. 

Yolanda González Hernández, directora del Ideam, señala que “solíamos tener acumulados de precipitaciones que se distribuían en 30 días y especialmente en la última década evidenciamos que precipitaciones que pueden alcanzar volúmenes de 100, 110, 120 milímetros, son eventos extremos que evidencian el cambio climático en el territorio nacional”. 

Si acciones fundamentales no se concretan en menos de cinco años, expertos coinciden en que además de las afectaciones ya presentes en Colombia, fenómenos conocidos como La Niña, con el incremento de las lluvias o el Niño con prolongadas sequías que antes se presentaban cada década, serán más frecuentes.  

El cambio climático también traerá efectos extremos en las temperaturas. 

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.