Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Equipo de salvamento de pie de diabético en Bogotá
Equipo de salvamento de pie de diabético en Bogotá
Hospital Simón Bolívar

A Fernando Parra lo citaron varios médicos para darle una de las peores noticias de su vida: su diabetes seguía complicándose y su pierna derecha, la única que le quedaba, tenía que ser amputada.

Fernando trabaja como conductor y por cuenta de la diabetes también ha desarrollado enfermedad renal y ya había perdido hace 10 años su pierna izquierda. Sin embargo, se encontró en el Hospital Simón Bolívar con el grupo de salvamento de extremidades y salvó su pierna.

De interésMilitar condenado por asesinato en batallón, aún no es enviado a prisión

“Lo que pasa es que ya me habían amputado la pierna izquierda y con esto yo veo que me salvaron la pierna; el modernismo que llegó al hospital nos sirve mucho, porque estas máquinas no existían hace cinco años y me siento satisfecho”, dijo el paciente.

Audio

[AUDIO] Los médicos del Simón Bolívar que salvan las piernas a los pacientes diabéticos.

0:27 5:25

El equipo de médicos ha podido establecer que muchos de los casos de amputación en general, y en particular por complicaciones de diabéticos, son mal diagnosticados, según César Jiménez, cirujano vascular de la Subred Norte y líder del equipo de salvamento.

“En muchas partes, no solamente en Colombia sino en el mundo, la amputación es el único tratamiento que se le está brindando a pacientes con úlceras en las piernas y esto es totalmente errado y es una mala práctica, porque para eso existen todos los programas de salvamentos de extremidad”, dijo el profesional.

Puntualizó que “es muy común en Colombia, en muchos de los pacientes diabéticos, que no tengan consulta con un cirujano vascular quien es la persona entrenada para poder salvar las extremidades”.

Se estima que de un 7 a un 10 por ciento de los colombianos tienen diabetes y muchos no lo saben. A esto se suma que el pie diabético es la primera causa de amputación en el país y en el mundo. 

Tener una persona amputada en los hogares de nuestras familias es de alto costo, no solo un costo económico sino un costo social, sentimental y humano. Genera que otra persona debe cuidarla, esta persona pierde su capacidad laboral, pero además pierde muchos de sus vínculos familiares y personales”, dijo el médico Jiménez.

Benilda Chuzcal, de 71 años, también es diabética. Llegó al hospital tras pasar por dos instituciones médicas que le diagnosticaron amputación. 

Al incluirla en el programa se le practicó una angioplastia periférica (procedimiento para abrir vasos sanguíneos estrechos o bloqueados que suministran sangre a las piernas), desbridamiento y terapias de oxígeno hiperbárico en el CAPS de Chapinero, como tratamiento complementario. 

Bethilda Pedraza, hija de la paciente, recordó que “pagamos por tratamientos largos y costosos en clínicas privadas, pero el pie seguía empeorando. Llegamos a Simón Bolívar por ser un centro médico reconocido por sus especialistas; fue la mejor decisión, aquí le hicieron a mi mamá la revascularización, ha sido el mejor hospital”.

Más enProyecto colombiano de restauración ecológica se expuso en Congreso Mundial

El cirujano César Jiménez aseguró que la tasa de éxito de los tratamientos por parte del equipo de salvamento de pie de diabético es muy prometedora.

“Nosotros ya hemos tenido estudios nacionales que hemos presentado en revistas y congresos internacionales y nuestra estadística de salvamento de extremidades y es del 70%”, concluyó el especialista.

Es decir, de cada diez pacientes que han sido vistos por el equipo con diagnósticos de amputación, siete han salvado sus extremidades.

Este equipo está funcionando desde marzo de este año y a la fecha 31 pacientes han logrado evitar la pérdida de alguno de sus miembros inferiores: 16 mujeres y 15 hombres.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.