Cargando contenido

Algunas comunidades desplazadas han tenido que regresar a sus lugares de origen sin recibir atención estatal.

Desplazados en Tumaco regresan a sus territorios en le río Chagüi.
Desplazados en Tumaco regresan a sus territorios en le río Chagüi.
RCN Radio

La organización internacional Médicos Sin Fronteras hizo un llamado al Gobierno Nacional ante la persistencia de la crisis humanitaria en Nariño. Desde diciembre de 2019 y hasta este mes de marzo se han presentado siete desplazamientos masivos y cuatro confinamientos, por cuenta de combates entre actores armados en la costa Pacífica.

Es una situación que no ha disminuido y, por el contrario, han mantenido una constante de afectación sobre la población civil de municipios como Olaya Herrera, Magüí Payan y Roberto Payán, sobre la costa pacífica nariñense.

En esta región persiste el desplazamiento de al menos 3.500 personas, en su mayoría niños, atendidas por los organismos humanitarios que han logrado ingresar a las zonas en donde se mantienen también las confrontaciones y amenazas de grupos armados.

De interésHomicidios aumentaron y Distrito quiere disminuir presupuesto de seguridad: concejal Galán

Marisol Quiceno es la responsable de Asuntos Humanitarios en Colombia de Médicos Sin Fronteras. Señala que “se trata de un impacto humanitario gravísimo como consecuencia de una situación de violencia que se viene prolongando desde el año pasado, pues en este periodo tan corto hemos sido testigos de siete desplazamientos masivos y cuatro confinamientos de las poblaciones para un total de 14 mil personas afectadas que no han tenido una respuesta institucional prolongada y efectiva”.

Audio

[AUDIO] Crisis humanitaria en Nariño no ha sido atendida de manera oportuna

0:27 5:25

Capacidades institucionales desbordadas

 

A la situación de orden público se suma la precariedad de los municipios afectados, ya con problemas sociales, y que han desbordado su capacidad para atender a los cientos de desplazados que incluso han tenido que regresar a sus viviendas en peores condiciones de las que salieron.

Magüí Payán es uno de los municipios más afectados de esta zona y quizás uno de los más olvidados. En febrero se desplazaron 350 personas que se sumaron a otras 600 en el casco urbano y después, de esperar tres días por la atención de las autoridades, retornaron a sus hogares sin recibir ningún tipo de respuesta”, agrega Quiceno.

Lea tambiénAutoridades refuerzan seguridad en cementerios ante profanación de tumbas en el Valle

Esta es una situación de crisis humanitaria que persiste en la región del pacífico nariñense y que hoy organismos internacionales como Médicos sin Fronteras están nuevamente exponiendo ante el gobierno nacional para que haya una efectiva atención.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido